La actitud, clave para ganar a la Real Sociedad

Juan Ignacio Martínez, entrenador del Real Valladolid, durante la rueda de prensa. JUAN POSTIGO

Juan Ignacio Martínez asegura que “no pueden seguir dependiendo de terceros” y que “solo piensa en el partido de este jueves”, no en el de este domingo frente al Almería.

No se trata de ningún secreto decir que el Real Valladolid está en la cuerda floja a falta de nueve jornadas para que termine la competición. A dos puntos de la salvación después de la victoria del Almería ante la Real Sociedad de este lunes –casualmente los dos próximos rivales del Pucela jueves y domingo-, Juan Ignacio Martínez ha querido mandar un mensaje optimista a la afición en forma de promesa.

 

“De los equipos que estamos abajo, el que sea más fuerte mentalmente de aquí a final de temporada será el que se salve. No hay más. Aunque se vea complicado ganar en San Sebastián, yo creo en ello y así se lo transmito a mis jugadores”, explicaba el entrenador del Real Valladolid a los medios.

 

“Es verdad que después del partido ante el Rayo Vallecano [otro match ball que se saldó con empate] había cierto fastidio, porque había ilusión por dar un paso adelante. El lunes los jugadores estaban mejor y este martes les he visto recuperados. Hay que demostrar que podemos ganar en Anoeta”.

 

Y no lo tendrán fácil los blanquivioleta, pues pese a los últimos resultados del conjunto vasco, que les han llevado a perder tres de sus últimos cuatro partidos, los de Arrasate se encuentran sextos en la clasificación con 46 puntos y luchan por puestos europeos. Por no hablar del potencial ofensivo, que bien conoce Juan Ignacio.

 

“Tienen mucha velocidad y desborde arriba. El Chory Castro, Griezmann, Vela... Hasta Prieto se ha quedado fuera del once por la competencia que tienen”, siguió el técnico.

 

Precisamente de la derrota de los Txuri Urdin, en el último minuto ante el Almería, prefirió no hablar mucho JIM. Los mensajes fueron muy claros por parte del míster alicantino. “No podemos esperar que nos hagan los deberes, hay que mirar a nuestros partidos” y “no hay nada más allá del partido de este jueves”. De Almería, ni hablar por ahora.

 

JAIME O MARIÑO

 

El entrenador siguió sin dar muchas explicaciones cuando fue preguntado por el último cambio en la portería ante el Rayo, por el que Mariño se quedó en el banquillo por primera vez en Liga esta temporada. “Si Mariño está haciendo tan buena temporada es porque Jaime se lo estaba poniendo difícil desde el banquillo. Entiendo que dijera que le había sentado como un jarro de agua fría, pero la verdad es que tengo que hablar con él”.

 

Ante la pregunta de si este cambio suponía que Jaime se quedaría en la portería lo que resta de temporada, tampoco quiso mojarse el entrenador. “No puedo decir eso, porque a lo mejor resulta que Jaime se resfría y cómo pongo yo de nuevo a Mariño después de decir que no iba a jugar más”, dejando entrever que, en principio, seguirá el que jugara ante el Rayo. La realidad es que, juegue quien juegue en Anoeta, al Pucela solo le vale ganar.