Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La ACB quiere recortar su aportación al sindicato de jugadores, al que pide buscar "financiación propia"

La Asociación de Clubes de Baloncesto ha anunciado la "imposibilidad de continuar abonando la práctica totalidad de la financiación" de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), al que ha emplazado a que "articule fórmulas para lograr una financiación propia", ya que la "grave crisis económica" le lleva a tomar "las medidas correctoras necesarias para asegurar la sostenibilidad de la organización".



MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



"La respuesta sindical a la propuesta ofrecida por la ACB ha sido dar por finalizada la mesa de negociación. Los dirigentes del Sindicato han expresado su negativa a hablar de la propuesta presentada por la Asociación y han rechazado también presentar otras alternativas, habiendo condicionado todo a la aprobación previa sobre la aportación de fondos para el sostenimiento del Sindicato. No obstante, la Asociación continúa abierta a debatir aspectos del Convenio con objeto de alcanzar un acuerdo que garantice el futuro de la competición, que es el futuro de todos", señaló la ACB en un comunicado.

El organismo explicó que "ante una situación especialmente crítica en momentos de grave crisis económica debido a la caída general de los ingresos de televisión, fuentes principales de financiación de la Asociación", está adoptando "al igual que todas las empresas, las medidas correctoras necesarias para asegurar la sostenibilidad de la organización". "De no hacerlo, sus clubes integrantes correrían un serio peligro de desaparecer y es algo a lo que la Asociación no está dispuesta", avisó.

En consecuencia, han tomado esta decisión "con el apoyo unánime de los clubes integrantes de la Comisión Negociadora del Convenio", formada por cuatro clubes -Caja Laboral, FC Barcelona Regal, Mad-Croc Fuenlabrada y Unicaja-, más el director general ejecutivo (Albert Agustí) y la secretario general (Esther Queraltó). De igual modo, han informado al resto de clubes, "que también han mostrado su conformidad".

"Se le ha trasladado al Sindicato de Jugadores la imposibilidad de continuar abonando la práctica totalidad de la financiación del Sindicato. También se ha expuesto la necesidad de que la ABP, a partir de este momento, articule fórmulas para lograr una financiación propia que les permita trabajar con sus afiliados para que éstos sufraguen sus gastos y puedan funcionar como una organización no dependiente económicamente de la ACB", explicó el texto.

CASI 10 MILLONES DE EUROS AL SINDICATO DESDE 1993.

La ACB echó la vista atrás y recordó que en la dos últimas décadas, desde que se firmó el primer convenio colectivo en el año 1993, ha "pagado casi 10 millones de euros al sindicato de jugadores".

Respecto al resto de puntos en la negociación del nuevo convenio, el organismo explicó su postura respecto a otros seis puntos, entre ellos la duración. "La ACB ofrece cuatro temporadas de vigencia del nuevo Convenio y un año más de prórroga si no hubiera acuerdo de renovación entre las partes", detalló.

En cuando al fondo de garantía salarial, incrementa la dotación total del Fondo en un 33 por ciento y en un 30 el límite total por club y acepta un procedimiento de urgencia en casos que se adeuden tres o más salarios. El ámbito de aplicación del convenio alcanzaría a "todos los jugadores que participen en la competición, sin discriminación por nacionalidad, para permitir la protección de todos".

Además, la ACB propone incrementar un 33 por ciento el capital del seguro de vida, que la aportación de los clubes en el fondo asistencias se incremente en un 122 por ciento y mejorar en un 18 el actual mínimo de renovación para cualquier jugador. En cuanto al derecho de tanteo, acepta "las tres propuestas presentadas por la ABP".

"Una, reducir a la mitad los plazos para ejecutar los derechos de tanteo. Dos, limitar este derecho a los clubes que adeuden el 30 por ciento o más del contrato del jugador. Y tres, pérdida del derecho de tanteo del club si éste y el jugador rescinden de mutuo acuerdo el contrato o bien se produce una rescisión unilateral por parte del jugador, previo pago de la cláusula si la hubiera, con la limitación de no poder ser inscrito en ningún otro club de la ACB durante el resto de la temporada", aclaró al respecto.