La ACB estudia una Liga con 16 equipos si Andorra y Burgos no cumplen que dejaría fuera a Valladolid y Manresa

Imagen de la Asamblea de la ACB con Juan Vela, representante del CB Valladolid, cuarto en la fila de la izquierda. ACB.COM

La Asamblea de la Asociación de Clubes no definió el futuro de la competición, pero en sus pasillos alimenta el deseo de los grandes de reducir la competición. Si los dos ascendidos de LEB no cumplen podría plantearse esta misma temporada dejando fuera a Valladolid y Manresa.

La Asamblea de Clubes de la ACB celebrada este lunes en Madrid sirvió para algo más que ratificar el nombramiento de Francisco Roca como presidente ejecutivo de la organización. En sus planes de futuro figura la recomposición de la competición y la presión de los clubes grandes inmersos en la Euroliga puede empezar a tomar forma.

 

Incluso esta misma temporada. Para ello hay que esperar al 15 de junio, cuando los dos clubes ascendidos de la LEB; Andorra y Burgos, deban presentar todos los requisitos económicos y documentales para inscribirse en la máxima competición. Si no cumplen, la ACB estudiaría reducir la Liga a 16 equipos y no invitar a los descendidos Manresa y Valladolid a ocupar esas plazas vacantes.

 

Según ha podido saber este periódico, ese es el borrador sobre el que trabaja la ACB a instancias de los clubes grandes que quieren reducir el calendario por las exigencias de la Euroliga, que tiene programados partidos los viernes.

 

Podría darse la circunstancia de que solo uno de los dos ascendidos tuviera todo en regla. En este caso, habría que cuadrar la competición con un número par que evitase jornadas de descanso y se cursaría invitación al penúltimo clasificado (Manresa).

 

Todo depende de las gestiones de Andorra y Burgos, sumidos en dar forma a un proyecto económico que completara su éxito deportivo. Lo que sí está claro es que la imagen del Club Baloncesto Valladolid durante esta temporada no ayuda a que la ACB vuelva a invitarle. Si en un principio sí valoró el esfuerzo del club por disputar la Liga sin apenas preparación y en un tiempo récord de formación de plantilla, el desarrollo de la temporada no ha dejado en buen lugar a la entidad vallisoletana, por otra parte fundadora de la ACB.

 

El trabajo de despachos continúa para los cuatro afectados: los ascendidos Andorra, Burgos, y los descendidos Manresa y Valladolid que, quizá, se encuentren la próxima temporada en la Liga LEB de prosperar esa idea que planea desde hace tiempo en la ACB.