La 59ª Seminci auna directores consolidados con nuevas promesas en su Sección Oficial

Deux jours, une nuit, de los hermanos Dardenne.

Los hermanos Dardenne, Zhang Yimou, Liv Ullman o Volker Schlöndorff son algunos de los directores que estarán en la nueva edición de la Seminci.

Jean-Pierre y Luc Dardenne serán los encargados de inaugurar la 59 edición de Seminci con su último largometraje, Deux jours, une nuit, protagonizado por Marion Cotillard, ganadora de un Oscar por La vida en Rosa, y Fabrizio Rongione, actor que ha intervenido en gran parte de la filmografía de los hermanos Dardenne. No es la primera vez que los hermanos Dardenne participan a competición en la Sección oficial del festival. En 1991 lograron la Espiga de Oro y el Premio de la Crítica Internacional Fipresci con La promesse (La promesa). Años más tarde, en 1999, logran la Palma de Oro en Cannes con Rosetta que clausuró la 44ª Seminci. Participaron de nuevo en el festival con Le fils (El hijo, 2002), L’enfant (El niño), su segunda Palma de Oro en el Festival de Cannes (2005) y Le gamin au vélo (El niño de la bicicleta, 2011). 

 

La Sección Oficial presentará además los últimos largometrajes de directores veteranos como Volker Schlöndorff, reconocido director alemán autor de una extensa filmografía que incluye premios como la Palma de Oro de Cannes y el Oscar a la Mejor Película de Habla no inglesa por The Tin Drum (El tambor de hojalata, 1980). Schlöndorff participará con el largometraje Diplomatie (Diplomacy).

 

Zhang Yimou participa de nuevo en Seminci donde ha sido reconocido con varios premios como la Espiga de Oro, el máximo galardón, por Ju dou (Semilla de Crisantemo, 1990) y la Espiga de Plata, por Happy Times (2002), entre otros. En esta ocasión presenta su último trabajo, Gui lai (Coming Home) protagonizado por su musa Gong Li.  La actriz Liv Ullmann regresa, tras 14 años alejada de la dirección con su último trabajo Miss Julie, protagonizado por Jessica Chastain, Colin Farrell y Samantha Morton. 

 

El director, productor y guionista estadounidense Alexandre Rockwell presentará su último largometraje, Little Feet. Sus trabajos más conocidos son In the Soup (En la sopa,1992), Premio del Jurado en Sundance o Four Rooms, película dividida en cuatro segmentos dirigidos por el propio Rockwell, Quentin Tarantino, Robert Rodriguez y Allison Anders (1995). Y la directora danesa Pernille Fischer Christensen participará en la Sección Oficial con su cuarto largometraje, En du Elsker (Someone You Love), protagonizado por Mikael Persbrandt (In a Better World).

 

También formarán parte de la selección a competición los siguientes largometrajes de directores emergentes como el realizador belga, Gus van den Berghe que presentará Lucifer, nuevo trabajo que finaliza la trilogía que comenzó en el año 2010 con El pequeño Niño Jesús de Flandes y Blue Bird. La producción americana Boychoir, de François Girard, protagonizada por Dustin Hoffman y Kathy Bates junto a Debra Winger y Josh Lucas. Y la coproducción entre Alemania y Francia, Kreuzweg (Stations of the Cross), del director alemán Dietrich Brüggemann, Premio al Mejor Guión en la pasada edición del Festival de Berlín.

 

Jean-Pierre Améris participará con la producción francesa Marie Heurtin, con Isabelle Carré y Ariana Rivoire como protagonistas. El largometraje ha sido galardonado recientemente con el Premio del Público en el Festival de Locarno. El director húngaro Bence Miklauzic regresa al festival con su tercera película, Parkoló (Car Park), tras  haber participado con Los hijos del dragón verde en la sección Punto de Encuentro del año 2010. Además  el director turco Kutlug Ataman presentará su largometraje Kuzu (The Lamb), una coproducción entre Turquía y Alemania. 

 

 

CLAUSURA DEL CERTAMEN

 

La clausura del certamen correrá a cargo del director francés, Jean Becker con la comedia Bon rétablissement!, con Gérard Lanvin, Fred Testot y Jean-Pierre Darrousin, entre otros intérpretes. Conocido por títulos como L’été meurtrier (Verano asesino), Dialogue avec mon jardinier (Conversaciones con mi jardinero) o Les enfants du marais (La fortuna de vivir), Jean Becker escribe esta comedia que protagoniza un solitario sesentón que tras un accidente debe permanecer en un hospital con la pierna escayolada a merced de las visitas rutinarias de médicos y enfermeras, amigos y visitas imprevistas.