Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Kobe Bryant dice adiós honrando al baloncesto: 60 puntos anotados

Miles de aficionados se congregaron a las afueras del coliseo angelino para despedir a la 'Mamba Negra' y, en su interior, Magic Johnson, Shaquille O'Neal, Derek Fisher o el recuperado Lamar Odom no se perdieron la cita.

El alero de Los Angeles Lakers Kobe Bryant ha protagonizado una despedida a la altura de su mito en la NBA, al anotar 60 puntos en el último partido de su carrera saldado con victoria del equipo californiano ante Utah Jazz (101-96), el colofón perfecto para una noche muy emocionante en un Staples Center rendido al '24'.

  

Miles de aficionados se congregaron a las afueras del coliseo angelino para despedir a la 'Mamba Negra' y, en su interior, exjugadores históricos de la franquicia como Magic Johnson, Shaquille O'Neal, Derek Fisher o el recuperado Lamar Odom se reunieron para honrar al "mejor jugador que ha vestido de púrpura y oro", en palabras del propio Magic.

  

Los Lakers se disponían a cerrar la peor temporada de la historia y el inicio de partido de su estrella tampoco fue esperanzador, ya que falló sus cinco primeros tiros a canasta. Sin embargo, pasado este bache inicial Kobe fue el de las grandes noches y acabó registrando la quinta mejor marca anotadora de su carrera.

  

"Es difícil de creer lo que acaba de pasar. Todavía sigo en shock", confesó Bryant después de liderar la remontada de su equipo, que llegó a perder por 15 puntos ante los Jazz. El de Filadelfia acabó la primera parte con 22 puntos, anotó 15 en el tercer cuarto y se fue a 23 tantos en el último parcial.

  

Con sus dos últimos libres elevó su cuenta particular a 60 y se despidió sumando nuevos récords a su larga lista: jugador más veterano (37 años) en anotar al menos 50 puntos y primero en hacerlo en el último partido de su carrera. Para lograrlo sumó la friolera de 50 tiros de campo, otra plusmarca personal.

  

A falta de cuatro segundos, fue sustituido y recibió la cálida ovación de los 19.000 aficionados reunidos en el Staples. "Siempre estaréis en mi corazón y lo aprecio con toda sinceridad. Estáis en lo más profundo de mi corazón. Os quiero, chicos", se despidió finalmente.

  

Así, el tercer máximo anotador histórico de la NBA detuvo su contador de puntos en 33.630, uno de las cifras que adorna su carrera junto con cinco anillos, un 'MVP' de temporada regular, dos 'MVP' de Finales, 18 nominaciones al 'All Star' o los dos oros olímpicos ganados con la selección estadounidense.