Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Kittel enseña la rueda a Greipel y Cavendish

El corredor alemán Marcel Kittel, del Argos-Shimano, sumó su segundo triunfo en el Tour del Centenario, tras batir al sprint en la décima etapa, disputada entre Saint Gildas des Bois y Saint Malo.

 Marcel Kittel se convirtió así en el 'rey de las llegadas' del histórico Tour de 2013, con otra victoria que añadir a la de la primera etapa en Bastia, al enseñar la rueda a Greipel y a Cavendish, quien se llevó por delante al gregario de Kittel, Tom Veelers, en los últimos 200 metros y no le dio tiempo para remontar al binomio alemán.

 

Kittel ya acumula 12 triunfos en un curso redondo en el que se estrenó en el Tour de Omán y la París-Niza antes de ganar la Scheldeprijs Vlaanderen, 3 etapas en Turquía, el Tour de Picardía y 2 etapas, la ProRace Berlín, otra en la Ster ZLM Toer y estas dos en el Tour, donde le va ganando el pulso al coleccionista Cavendish.

 

Tras la primera de las dos jornadas de descanso, el pelotón se tomó un respiro y permitió la fuga de cinco aventureros -David Cousin (Europcar), Lieuwe Westra (Vacansoleil) y Julien Simon (Sojasun) y los españoles Juanjo Oroz (Euskaltel) y Luis Maté, muy activos-, que contaron con diferencias cercanas a los 5 minutos.

 

Cuatro de ellos -todos excepto Westra- alargaron su osadía hasta 5 kilómetros antes de la meta, cuando fueron neutralizados por un grupo en el que el Omega Pharma-Quick Step, el Lotto y el Argos-Shimano mantenían un pulso por hacerse definitivamente con la cabeza y para lanzar a sus velocistas.

 

Greipel arancó demasiado pronto, sus piernas se quedaron sin oxígeno a tan sólo 150 kilómetros de la pancarta en Saint Malo y Kittel, con Cavendish demasiado atrás chocando con Veelers, el lanzador de Marcel, le mostró la rueda para demostrarle que hoy es el mejor velocista del Tour del Centenario.  

 

El británico Chris Froome (Sky) conservó sin sobresaltos el jersey amarillo de líder la víspera de la undécima etapa, una contrarreloj de 33 kilómetros entre Avranches y Mont Saint Michel, primer destino turístico después de la torre Eiffel. Los españoles Alejandro Valverde (Movistar) y Alberto Contador (Saxo-Tinkoff) esperan minimizar la pérdida de tiempo respecto al bronce olímpico en crono.