Karanka: "No hay que creerse que hemos hecho algo extraordinario"

"Los futbolistas han demostrado que todos pueden jugar".

El segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka, se ha mostrado contento con la "entrega de los jugadores" poco habituales en la victoria (2-1) ante el FC Barcelona, algo que suma más moral aún --después de eliminar al conjunto culé en Copa del Rey esta misma semana-- de cara al duelo de Liga de Campeones el martes ante el Manchester United, pero ha avisado de que deben controlar la euforia.

 

"Estos cinco días con estos dos partidos... es para estar contentos. Ahora estamos muy contentos pero si nos creemos que hemos hecho algo extraordinario, el martes podemos lamentarlo. Esta temporada el equipo está con más confianza y afronta los partidos (ante el Barça) con más confianza de poder ganar. Aquel 5-0 hizo mucho daño, fueron partidos difíciles aquella temporada", señaló en rueda de prensa.

 

Por otro lado, Karanka confesó que del partido se queda con "la entrega de todos los jugadores", pese a que algunos eran no habituales pensando en el duelo europeo ante el United. "Me quedo con la entrega de todos los jugadores, que es algo que se les presupone, más siendo jugadores no habituales. Te quedas con el trabajo del equipo, con jugadores que no están habituados pero que han demostrado que todos están para jugar. Tenemos una plantilla para confiar en todos", indicó.

 

"Nosotros trabajamos para el día a día. Han salido estos partidos como han salido y evidentemente refuerzan el trabajo. Se decía que esta semana podía terminar la temporada y que podía ser un desastre pero a nosotros lo que nos afecta es nuestro trabajo diario. Ahora lo que toca es seguir muchos más motivado si cabe. Esta semana están saliendo las cosas francamente bien pero la forma de trabajar es la misma de siempre", añadió.

 

Por último, el segundo preparador blanco comprendió las protestas del Barça por el posible penalti en la última jugada, aunque no entró a valorarlo. "Estamos para hacer nuestro trabajo no para opinar de lo que hacen los demás. Es una jugada en el último minuto que les podía dar un empate y es normal que protesten, pero al final los tres puntos se han quedado aquí", finalizó.