Justo empate del Universidad de Valladolid ante el Noia FS

TRIBUNA

Los vallisoletanos, que fueron ganando 3-0, terminaron empatando a tres en un gran partido.

FICHA TÉCNICA

 

Universidad de Valladolid: Félix, Ofa, Adri, Moli y Miguelín. También jugaron: Víctor (p.s.), Mario, Leal, Dani Martín, Tito y Víctor Sánchez.

 

Noia FS: Brais, Oscarín, Pepe, Alex y Quique. También jugaron: Marci, Diego Pernas, Marquitos y  Richi.

 

Goles: 1-0, minuto 6: Miguelín; 2-0, minuto 6: Miguelín; 3-0, minuto 20: Miguelín; 3-1, minuto 23: Oscarín; 3-2, minuto 30: Alex; 3-3, minuto 39: Marquitos.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 del Grupo I de Segunda División B. Alrededor de 100 personas se dieron cita en el Polideportivo Fuente de La Mora, con presencia de afición visitante.

El camino era de flores para el Universidad de Valladolid al descanso, cuando iba venciendo por tres goles a cero al Noia FS. Los gallegos arriesgaron con portero-jugador desde el principio del segundo tiempo y empataron a falta de poco más de un minuto. El triplete de Miguelín no sirvió para lograr la victoria.

 

Los de Chema Rodríguez saltaron muy enchufados a la pista. Brais, portero visitante, detuvo las primeras ocasiones de los vallisoletanos. Pero los gallegos, hasta ese momento, no se asustaron e intentaron meter miedo con un disparo desde su área que se estrelló en el larguero de Félix.

 

Tras el inicio, comenzó el festival de Miguelín. Fue el más listo de la clase y en menos de un minuto marcó dos tantos a pases de Ofa y Mario. El pillo ganó la posición a sus rivales para empujar el balón a la red en dos jugadas muy parecidas. Los goles dieron tranquilidad al Uni. Quizá fue excesiva, ya que los gallegos despertaron y pudieron recortar distancias.

 

Pero entonces apareció Félix. El cancerbero vallisoletano sacó pies, manos y hasta hombros para mantener la ventaja de su equipo. Ese golpe de moral surtió efecto en el resto del equipo, que intentó ampliar la diferencia a la contra. Cuando restaba un segundo para llegar al descanso, Moli envió un balón al palo. La defensa visitante sacó el esférico del campo, pero al Uni le quedaba una. Miguelín rondaba el área en busca de otro gol. Parecía imposible, pero en el fútbol sala nada lo es y lo logró sobre la bocina.

 

En la segunda parte el partido cambió totalmente. El Noia salió con portero-jugador desde el principio y al Uni le tocó defender. Los postes y Víctor, que entró por Félix, mantuvieron a los de Chema por delante en el marcador. Aunque la diferencia se recortó a dos tantos, ya que Oscarín marcó para los gallegos.

 

Por su parte, el Uni casi no tenía ocasiones para ampliar la ventaja, debido al buen juego de cinco de los visitantes. El Noia apenas cometía errores. Solo en la expulsión, por doble amarilla, de Xuxa. Los vallisoletanos tuvieron el balón y oportunidades para marcar, pero la fortuna no les acompañó, puesto que el conjunto coruñés aguantó la inferioridad sin encajar. En el ecuador del segundo tiempo el partido se puso mucho más emocionante, con el gol de Alex.

 

A partir de ahí el Noia pudo empatar, pero otra vez aparecían Victor y los postes. El Uni vio un poco la luz cuando los gallegos cometieron la quinta falta; aunque los colegiados decidieron no pitar más, pese a existir una clara sobre Miguelín. El final se presentaba de infarto. Los vallisoletanos continuaron defendiéndose. Incluso pudieron marcar. La suerte se les acabó. Pero no la gasolina, ya que siguieron buscando contras.

 

Marquitos, a falta de poco más de un minuto, logró el tanto del empate, que a la postre fue el definitivo. Aunque el Uni no se rindió y tuvo la última. Al final, tablas. El Uni fue mejor en la primera mitad y se vio superado por el portero-jugador en la segunda. Pese a ello, continúa líder con treinta puntos.