Junta y Diputación invertirán 2,7 millones en sellar las 133 escombreras de Valladolid

A.MINGUEZA

Se prevé la restauración de estas zonas, el asesoramiento a los Ayuntamientos en materia de gestión de residuos, y una campaña de concienciación dirigida a la población.

La Junta de Castilla y León y la Diputación de Valladolid invertirán cerca de 2,7 millones -2.675.000 euros- entre 2017 y 2019 de euros en actuaciones para sellar y restaurar las 133 escombreras que existen en la provincia, según el convenio rubricado este miércoles 15 de febrero por ambas instituciones.

 

En virtud de ello, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente adquiere el compromiso de contratar trabajos de restauración de las escombreras, que incluyen tanto la obra como las asistencias técnicas necesarias, así como financiarlos con un importe máximo de 1.375.000 euros en el periodo 2017-2019 -los otros 1.300.000 serán aportados por el Consorcio Provincial de Medio Ambiente-.

 

Este convenio también incluye el asesoramiento e información en materia de gestión de residuos tanto a la Diputación y al Consorcio como a los ayuntamientos de los municipios en los que se ubiquen las escombreras. Finalmente se promoverá una campaña dirigida a concienciar a la población sobre la adecuada gestión de los residuos de construcción y demolición generados en obras menores de construcción de reparación domiciliaria.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, el consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha anunciado que el Ejecutivo autonómico extenderá esta fórmula de colaboración al resto de provincias de la Comunidad y lo ha vinculado con el programa de la Junta para el cierre de vertederos, que en este caso desarrolla en solitario.

 

Por su parte, la Diputación de Valladolid se compromete a facilitar la puesta a disposición de la Consejería de los terrenos de los municipios en los que se sitúen las escombreras y a informar a los ayuntamientos en los que se presta el servicio de recogida, transporte y tratamiento de residuos sobre su obligación de exigir la constitución de una fianza previa al otorgamiento de la licencia de obra. Finalmente colaborará para que los municipios adopten medidas de vigilancia, inspección y control de las escombreras recuperadas, a fin de evitar que vuelvan a reproducirse.

 

Así lo ha enfatizado el presidente de la Institución provincial, Jesús Julio Carnero, quien ha subrayado el carácter "pionero" de la Diputación en materia de recogida de escombros en municipio, por lo que realizará tareas de asesoramiento al respecto en otras provincias.

 

Carnero ha recordado que en los últimos cuatro años la Diputación de Valladolid ha prestado este servicio en 88 municipios, con una inversión de 800.651 euros y, aproximadamente, se han reciclado 20.000 toneladas de residuos a través de 3.956 intervenciones.

 

Actualmente son 105 los municipios que cuentan con esta prestación y en 2016 se han realizado 1.734 servicios de recogida de contenedores, en tanto que a finales de año se han modificado las condiciones para la recogida de escombros y se han ampliado a la recogida de enseres y podas.

 

La asistencia comienza con el traslado e instalación de un contenedor metálico al municipio adherido al servicio. Posteriormente se realiza la recogida del contenedor lleno de escombros y se transportan los residuos desde los contenedores hasta cualquiera de los gestores autorizados en valorización de RCD's. Los ayuntamientos que utilizan este servicio contribuyen en su financiación con el abono de los precios públicos aplicables. El Consorcio por su parte abona a la empresa adjudicataria íntegramente el importe del servicio.

 

CONSORCIO PROVINCIAL

 

En virtud del convenio, el Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Valladolid asume prestar, en cofinanciación con los municipios, el servicio de recogida, transporte y tratamiento de los residuos domésticos de construcción y demolición procedentes de obras menores, así como de enseres y restos de podas que se generan con la colocación de contenedores específicos para estos residuos específicos en áreas de aportación o en puntos limpios, por un valor de 1.300.000 euros en el periodo 2017-2019.

 

A su vez, impulsará la obtención de la autorización para el tratamiento de residuos a la que están sometidos los puntos limpios y elaborar un informe sobre la gestión realizada por los municipios vallisoletanos.

 

Tal como ha recordado Suárez-Quiñones, en Castilla y León existen actualmente más de 2.000 escombreras que serán restauradas mediante este programa en el periodo 2017-2019 con una inversión superior a los diez millones de euros por parte de la Junta de Castilla y León.

 

Las principales líneas de actuación desarrollarán la ejecución de los trabajos de restauración de las 133 escombreras existentes en la provincia, que forman parte del Inventario de Vertederos Ilegales de Residuos de Construcción y Demolición, con prioridad para las obras relativas a las escombreras incluidas por la Comisión Europea.

 

Asimismo, se realizarán acciones encaminadas a evitar la aparición de depósitos ilegales de residuos de construcción y demolición con actuaciones dirigidas a mejorar el comportamiento ambiental relacionado con estos residuos, todo ello con la implantación de un sistema alternativo y legal para la gestión de estos residuos.