Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Julián Muñoz reaparece así... ¿realidad o estrategia?

Julián Muñoz de 73 años ha sufrido tres ictus desde su ingreso en prisión, incluso ha perdido un poco el oído por lo que se han tenido que repetirle varias preguntas durante la vista.

Julián Muñoz Palomino, exnovio de Isabel Pantoja, ha llegado en un estado cadavérico a los juzgados de Málaga, donde se enfrentaba a su tercer grado, tras ser procesado por el 'caso Minutas'.

 

Durante los próximos días se van a mantener unas sesiones donde el el exalcalde de Marbella tendría que presentarse físicamente, donde se sienta de nuevo en el banquillo por el caso 'Fergocom' por unas adjudicaciones ilegales y facturas sobreinfladas.

 

Muy deteriorado y con mucho kilos de menos, exactamente 23 kilos menos, el exmarido de Mayte Zaldívar aseguraba que no podría presentarse cada día: "Es que no lo voy a poder aguantar físicamente", y continuaba; "Y hay días, señor, que me sacan también al hospital, el trasiego de ir y venir, cuando te levantas a las seis de la mañana... pero si usted lo considera..." comentaba prácticamente sin entenderle.

 

Cachuli' como era conmunmente conocido en su pueblo El Arenal en Ávila, toma 17 pastillas diarias para controlar su diabetes y otros problemas como su cardiopatía isquémica/hipertensiva.

 

Este pasado 1 de septiembre su hija Elia Muñoz daba la voz de alarma, tras las peticiones de los médicos y sus abogados, de que Muñoz Palomino, obtuviera el tercer grado. Elia, que nunca ha entrado en programas ni ha sido dada a hablar, lanzaba este mensaje: "Mi padre se va a morir ahí dentro".

 

OPINIONES ENFRENTADAS RESPECTO AL TERCER GRADO DE JULIÁN MUÑOZ

   

El deterioro psíquico y físico ha sido de lo más comentado. tanto para un lado como para otro. Mientras algunas voces argumentaban que tiene un estado muy desmejorado y que deberían de compadecerse de él a pesar de las causas por las que ha sido juzgado, otras, sin embargo, creen que ha hecho una exhibición de su delgadez, al vestirse con una camiseta en lugar de con traje o camisa de manga larga...

 

Estrategia o mal estado de salud... ¿Tú que crees?

 

Julián Muñoz de 73 años ha sufrido tres ictus desde su ingreso en prisión, incluso ha perdido un poco el oído por lo que se han tenido que repetirle varias preguntas durante la vista. Según los médicos que le llevan, su estado de salud no es nada bueno y apuntan a que podría morir. Sin embargo, parece que el mayor problema sería el riesgo de fuga, que podría volver a delinquir y que en caso de que tuviera dinero fuera podría blanquearlo

 

Argumentación que contrasta con lo dicho por la defensa que considera que es un enfermo crónico y tiene una aceptable calidad de vida. En los cauces habituales, dentro de seis meses la junta de tratamiento trataría de nuevo el estado de Julián Muñoz, pero veremos tras esta primera vista como continua el proceso.