Juicio este lunes a dos hombres que traían heroína a Valladolid escondida en el interior de su cuerpo

Juzgado de Valladolid. TRIBUNA

En el momento de la detención, la droga la llevaba en su totalidad uno de ellos oculta en el ano para evitar que fuera localizada por la policía.

La Audiencia de Valladolid celebra este próximo lunes, 8 de junio, juicio contra dos hombres que fueron detenidos en enero del presente año bajo la acusación de dedicarse a la venta de heroína, fundamentalmente en un bajo de la calle Mirabel donde vivía una de ellos.

 

Ambos procesados, Jesús Ángel S.J. y Jorge G.A, se enfrentan a posibles condenas de cuatro años y medio y cinco años y medio de cárcel, respectivamente, junto con multas de 3.000 euros, según el escrito de calificación provisional formulado por el Ministerio Fiscal y al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas.

 

En el caso del segundo de ellos, la pena es más elevada debido a que se le aplica la agravante de reincidencia, ya que cuenta con una condena anterior en su haber una condena de tres años y un día por idéntico delito dictada en 2010 por la Audiencia de Huelva.

 

Las pesquisas policiales, en las que se basa la acusación pública, sostienen que Jesús Ángel y Jorge García, de 46 y 45 años, respectivamente, se venían dedicando, al menos desde noviembre de 2014, a la venta de sustancias y que numerosos drogadictos acudían al domicilio del primero, un bajo situado en la calle Mirabel, para adquirir la mercancía. Ambos imputados, supuestamente, se desplazaban a Salamanca regularmente para adquirir la droga que luego vendían en la capital vallisoletana.

 

En el marco de los seguimientos efectuados a los sospechosos, los agentes llegaron a presenciar distintos pases de droga registrados los días 7, 8 y 13 de enero del presente años, todos ellos protagonizados por Jesús Ángel S.J, los dos primeros en el portal de su vivienda y el tercero en la parada de autobuses de la calle Cardenal Torquemada. En los tres casos, los clientes adquirieron heroína, entre 0,1 y 0,23 gramos.

 

Fue el día 14 de ese mismo mes cuando ambos acusados se desplazaron en un coche hasta Salamanca para aprovisionarse de la heroína que necesitaban para su posterior venta en Valladolid. En concreto, adquirieron 11,84 gramos netos de heroína con una riqueza del 57,8 por ciento y otros 0,18 gramos de la misma sustancia con una riqueza del 71,92 por ciento.

 

La droga la llevaba en su totalidad Jesús Ángel S.J. oculta en el ano para evitar que fuera localizada por la policía y, al parecer, de acuerdo con lo pactado entre los dos procesados, según el cual en cada viaje se turnaban para esconder la mercancía en el interior de su cuerpo.

 

Una vez registrada ese mismo día la vivienda de Jesús Ángel, los policías se incautaron de 1,82 gramos de heroína, con una riqueza del 59,13 por ciento y valorada en 1.397 euros.