Juicio en Valladolid contra un empleado de Correos por arrojar envíos postales a la basura

Juzgado de Valladolid. TRIBUNA

Se expone a una posible condena de un año de cárcel por infidelidad en la custodia de documentos.

La Audiencia de Valladolid celebrará juicio contra un empleado de Correos acusado de un delito de infidelidad en la custodia de documentos cometido, presuntamente, en julio de 2013 cuando se deshizo de casi medio millar de envíos postales que arrojó a la basura.

  

El proceso, que se celebrará por el procedimiento de jurado popular antes de este verano, podría reportar al encausado una condena de un año de prisión y el pago de una multa de 840 euros, junto con su inhabilitación para el desempeño de empleo o cargo público por espacio de tres años, tal y como solicitan el Ministerio Fiscal y el Abogado del Estado, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

  

Los hechos objeto de análisis se remontan al día 11 de julio de 2013, fecha en la que el procesado, A.V.P, de 23 años, contratado laboral por la Sociedad Estatal 'Correos y Telégrafos S.A. y encargado de la función de reparto de correspondencia en la zona denominada Servicio Rural Peñafiel Circular-2, arrojó a unos contenedores de basura ubicados en la calle Tórtola de Valladolid un total de 462 envíos postales ordinarios.

 

OTROS 222 ENVÍOS EN SU COCHE

  

Éstos incluían correspondencia de todo tipo: personal, bancaria, de carácter médico...de origen nacional e internacional, debidamente cerrada, que le había sido entregada en la Unidad de Reparto de Peñafiel ese mismo día y que tenía que haber repartido en las localidades de Quintanilla de Onésimo y Quintanilla de Arriba.

  

El procesado había guardado en su vehículo otros 222 envíos de igual naturaleza, cuya distribución a los distintos destinatarios, domiciliados en las localidades anteriormente citadas, tenía encomendada y no había realizado.

  

La correspondencia fue posteriormente recuperada y repartida por 'Correos y Telégrafos S.A'.