Juan Vicente Herrera, entre "Los Secretos, el amor y un viaje a Italia"

Juan Vicente Herrera desvela en un cuestionario sus aficiones, curiosidades y sus gustos. Porque detrás de un político también hay una persona.

Los candidatos de las diferentes formaciones políticas a la Presidencia de la Junta de Castilla y León se acercan estos días, en campaña electoral, a los ciudadanos para trasladar sus proyectos para los próximos cuatro años.

 

De este modo, los aspirantes a ocupar el Colegio de La Asunción se dan a conocer y desgranan su programa político pero hay algunas "curiosidades" que muestran su lado más personal y que han desvelado a Europa Press.

  

Este es el caso del presidente de la Junta y candidato a la reelección, el 'popular' Juan Vicente Herrera, nacido en Burgos hace 59 años, abogado y jefe del Ejecutivo autonómico desde marzo de 2001, que contestó de este modo al cuestionario planteado por Europa Press.

 

Europa Press.- Un lugar para perderse...

Juan Vicente Herrera.- La Cartuja de Miraflores, a unos tres kilómetros del centro de Burgos.

 

EP.- Un producto de Castilla y León con el que se quedaría...

JVH.- Un buen vino al que acompañaría con un buen queso, aunque "tampoco pasaría nada", si añade un buen jamón y morcilla de Burgos.

 

EP.- Un libro de cabecera...

JVH.- "Hay tantos", asegura Herrera, que finalmente se decanta por 'Cien años de soledad', la obra "cumbre" de Gabriel García Márquez.

 

EP.- Qué libro recomendaría a la oposición...

JVH.- Hay muchas guías de autoayuda, ironiza.

 

EP.- Una palabra...

JVH.- Amor.

 

EP.- Su grupo musical favorito...

JVH.- Los Secretos.

 

EP.- Una película...

JVH.- 'Ninotchka', comedia producida y dirigida por Ernst Lubitsch.

 

EP.- Un capricho pendiente...

JVH.- "Tengo muchas ganas de volver a Italia", confiesa.

 

EP.- Qué le hubiese gustado ser si no hubiese sido abogado...

JVH.- "Estaba todo predispuesto para ser abogado, tenía todas las papeletas, pero profesor de arte o literatura no me hubiese importado".

 

EP.- El último chiste que ha contado...

JVH.- Este era un ciudadano que va a la ventanilla de una oficina y estaba muy alterado por el cobro de unos impuestos. Empieza a dar explicaciones y voces al funcionario de turno y éste le pregunta, está usted empadronado. El ciudadano, que estaba ofuscado responde, no, no es que es así mi carácter.

Noticias relacionadas