Juan José Lucas alaba la Constitución: "Quien desprecia este texto, se desprecia a sí mismo"

Juan José Lucas. TRIBUNA

Reconoce que "no se trata de la Biblia" y "se puede reformar", pero aclara que la legitimidad "viene de todo el pueblo en su conjunto, no de tan solo una parte".

El vicepresidente primero del Senado, Juan José Lucas, ha asegurado este viernes en relación a la Constitución que "quien desprecia este texto, se desprecia a sí mismo", y ha advertido a los partidarios del "derecho a decidir" que, tal como refleja la Carta Magna, la legitimidad "viene de todo el pueblo en su conjunto, no de una parte".

 

Así lo ha señalado durante su intervención en un acto celebrado en Valladolid con motivo del 36 aniversario de la Constitución en el que ha subrayado que la legitimidad de todos los presidentes autonómicos emana de la Constitución, pero sí ha reconocido que esta norma fundamental "no es la Biblia" y, por lo tanto, "se puede reformar", aunque ha defendido que, de hacerse, se haga con la "serenidad" y el "consenso" que marcó su redacción en 1978.

 

"Se puede reformar; de hecho, ya se ha reformado dos veces, la última bastante reciente con un grado de precipitación importante que ha hecho que algunos todavía no lo hayan digerido y quieren arrepentirse", ha apuntado en alusión al Artículo 135, aprobado en la pasada legislatura y del que recientemente se ha desmarcado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

 

En su discurso, Lucas ha subrayado los principales aspectos "positivos" que, a su juicio, tuvo el proceso constituyente de 1978, ya que "fue de reforma y no de ruptura" y se realizó mediante el "consenso".

 

Así, ha recalcado que la Carta Magna se redactó y aprobó "sin romper la legalidad vigente", gracias a la Ley de Reforma Política promovida por el presidente Adolfo Suárez y aprobada por las Cortes franquistas, lo que permitió ir "a la ley desde la ley".

 

En cuanto al consenso, ha recordado que se evitó aprobar una norma que supusiera "un maquillaje del régimen franquista", al implantarse un sistema de libertades "desde la renuncia por parte de todos". "El texto del 78 fue una ruptura pactada, tuvo muchos defectos, pudo hacerse de otra manera, pero es un pacto irreversible que ha servido para darnos años de paz y serenidad", ha concluido.

 

"GARANTE DE LIBERTAD"

 

En su intervención el delegado del Gobierno Ramiro Ruiz Medrano ha ensalzado la Carta Magna como "garante de la libertad" de todos los españoles y ha defendido que "continúa siendo imprescindible" porque "nació de los ciudadanos" y ha permitido "el periodo de mayor crecimiento, riqueza y bienestar social de toda su historia".

 

"Quien ha hecho grande este país no ha sido su Constitución, sino todos y cada uno de los ciudadanos que hace 36 años decidieron que ésa fuera su forma básica", ha aseverado al tiempo que ha reivindicado "aquel espíritu que la vio nacer" y "aquella voluntad de entendimiento, aquel propósito de reconciliación y aquel afán de convivencia, paz y libertad".

 

Por último ha reconocido "la sabiduría, el sacrificio y la entrega" con la que los padres de la Constitución "plasmaron en 169 artículos las necesidades de la España del momento" y supieron "anticiparse a las que vendrían con el paso de los años".

 

Por otro lado, representantes de los medios de comunicación de la Comunidad han leído textos acrósticos sobre la Carta Magna cuyas letras iniciales han formado las palabras 'Constitución Española'.