Juan José Hidalgo construirá un hangar en la T1 de Barajas que generará 500 empleos

Air Europa

La intención de Air Europa es convertir este hangar en un centro de mantenimiento y de renovación de piezas de Boeing de referencia en Europa, que preste servicios a terceros que operen con el 787.

Air Europa, la aerolínea del grupo Globalia, invertirá unos 30 millones de euros en la construcción de un nuevo hangar junto a la T1 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde la compaññía tiene su 'hub', para realizar el mantenimiento de los nuevos aviones 787 'Dreamliner' que recibirá a partir de 2016.

 

El nuevo hangar generará "unos 500 empleos" de técnicos de mantenimiento (ATM) en Madrid y tendrá capacidad para acoger cuatro aviones 787 y dos aviones ATR 72 de Swiftair, aerolínea que opera para Air Europa en algunos vuelos regionales.

 

En un encuentro con prensa especializada en Miami, con motivo del primer vuelo comercial con el 787, el presidente de Globalia, Juan José Hildago, ha afirmado que ya ha llegado a un acuerdo con Aena para construir dicho hangar en unos terrenos próximos a la T1.

 

El empresario está valorando entre dos empresas la adjudicación de las obras, que "podrían durar un año como mínimo", si bien ya tiene la decisión tomada al 98%.

 

Air Europa es la primera aerolínea española en operar con el 787 'Dreamliner', un modelo con el que cuentan compañías como LOT, Jestar, Bristish Airways, Air France, Norwegian Air Shuttle, Thomson Airways, LAN, Avianca, Aeroméxico, Japan Airlines, All Nipon Airways (ANA) y Virgin Atlantic, entre otras.

 

Para ello, buscará el apoyo del fabricante aeronáutico estadounidense, cuyo centro europeo tecnológico el Research & Technology Europe (BR&T-E) está próximo a Barajas.

 

No obstante, aclaró que la actividad de mantenimiento en el hangar de Air Europa en Palma de Mallorca continuará, instalaciones donde Boeing cuenta además con una oficina de apoyo técnico.

 

El nuevo 787-9, que mide seis metros más que el 787-8, cuenta con capacidad para 280 pasajeros, un 16% más que el 787-8, y consume un 20% menos de combustible. Se trata del primer avión comercial que se fabrica en un 50% con materiales compuestos, más resistentes y ligeros que el aluminio.