Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Juan Ignacio Martínez descarta a Quincy ante el Levante por su estado físico

El entrenador del Real Valladolid, Juan Ignacio Martínez. JUAN POSTIGO

El entrenador del Real Valladolid asegura que el holandés "no está en el estado de forma que debería", aunque no le descarta y dice que "quizá el club cambie de chip en quince días".

No lo tendrá fácil Quincy para acabar vistiendo la blanquivioleta, quien no será jugador del Pucela, al menos todavía, de igual manera que no lo tendrá nada fácil el Real Valladolid este viernes en el crucial choque ante el Levante en Zorrilla. Dos temas que ha tratado Juan Ignacio Martínez este miércoles en rueda de prensa. “Se trata de un partido vital, venimos de una buena dinámica con un lapsus por medio, pero hoy día el equipo ya está recuperado. Hubo dos días que nos pesó, pero con paciencia y trabajo lo sacamos”, ha indicado el entrenador.

 

¿Y Quincy? “Por ahora no hemos tomado una decisión sobre él, pero es evidente que está lejos del estado físico que esperábamos. Se supone que su mejor aporte podría ser la velocidad, pero se ve estos días que no está en buena forma. De todos modos digo esto ahora, pero quizá dentro de quince días cambiemos el chip”, ha continuado JIM.

 

No se trata del único jugador que estaba en duda. Según el técnico, Óscar sigue pendiente de evolución para ver si entra en la convocatoria, aunque sus impresiones no son nada buenas. “Mañana [por este jueves] le someteremos a unas pruebas, no está claro”.

 

Por tanto queda pendiente de si el salmantino podrá vestirse de corto ante el Levante, un choque el club ya se ha encargado de promocionar para llenar el estadio, dada su importancia. Dos entradas al precio de diez euros para cada abonado que así lo desee.

 

Pero volviendo a lo meramente deportivo, JIM no quiso desvelar sus cartas sobre la posibilidad de volver a usar dos delanteros, tal y como hiciera en la segunda parte ante el Elche, cuando Osorio y Manucho jugaran juntos. “El Levante es un equipo que nos va a dejar el balón, vamos a tener posesiones muy largas y habrá que saber buscar los espacios. Veremos".

 

De igual manera, descartó jugar con defensa de cinco, pese a que estén disponibles ya Valiente, Rueda y Mitrovic. “Va a haber que atacar mucho”, dijo con concisión. Fue entonces cuando entró a valorar los detalles del partido. “Habrá que salir conscientes de que es importante el carácter, algo que no tuvimos en el Calderón. La afición también será importante. A ver si con ellos y un buen partido, entramos en una espiral positiva y sacamos los tres puntos, que es lo prioritario”.

 

“El concepto psicológico es importante, y estoy seguro que los once jugadores que salgan al campo van a morir sobre él”, siguió con gesto serio el técnico alicantino.

 

En cuanto al césped de Zorrilla, completamente destrozado por la lluvia tras el partido ante el Elche. “Lleva dos semanas castigado, pero creo que para el viernes va a estar bien. El problema es que, ya que se presupone un partido en el que tendremos mucho el balón e intentaremos atacar, no van a estar en perfectas condiciones para ello”, ha concluido el técnico.