Juan Carlos Pérez: “Hoy es el día más grande, el más glorioso para El Salvador”

El entrenador del Salvador, Juan Carlos Pérez, tras la victoria. A.MINGUEZA

El entrenador del equipo chamizo se mostró exultante con el triunfo de su equipo ante el VRAC, mientras que Diego Merino lamentó que “se haya escapado” una gran oportunidad.

“Hoy el día más grande, el más histórico para El Salvador. Un día como hoy va a ser difícil de repetir, por suerte nosotros lo hemos podido jugar”. La voz ronca de Juan Carlos Pérez en la sala de prensa del estadio José Zorrilla sonó ilusionada, cargada de emotividad. Y es que no era para menos. Su equipo acababa de encumbrarse campeón de Copa del Rey ante un estadio abarrotado hasta la bandera, y lo había hecho en un choque lleno de emoción y diversión a partes iguales.

 

“Hemos sabido jugarles bien, nosotros hemos ido a tener la pelota y a imponer nuestro físico. En la segunda parte hemos manejado el partido, el que marcara un ensayo iba a ganar y creo que nuestro físico se ha impuesto”, destacó el entrenador ante los medios de comunicación. “Necesitábamos patear a las esquinas y ganarles espacio. Lo hemos sabido llevar”.

 

También hubo momentos para la carga emotiva. “Hoy es un día para agradecer a todo el mundo, han sido cuatro años duros. Mucha gente haciendo muchísimo trabajo, y primero quiero agradecérselo a mi amigo Manu, se merecía jugar”, dijo en referencia a Manu Serrano, quien por cierto le dedicó el triunfo a su recién fallecido padre.

 

Y en cuanto al ambiente vivido en Zorrilla, el entrenador lo tenía claro. “Ha sido espectacular. Si los clubs quieren trabajar, este sitio es precioso. Lo que se ha visto hoy aquí es espectacular, como se ha comportado la gente. Hoy estoy orgulloso de Valladolid, queríamos demostrar lo que era el rugby y así ha sido".

 

DIEGO MERINO

 

Y en el otro lado de la moneda estaba Diego Merino, abatido por la derrota. “La verdad es que uno acaba triste, ahora tenemos que pensar en que queda otro derbi”, comenzó el entrenador quesero, quien achacó el tropiezo a las “imprecisiones” y a la “ansiedad”.

 

“Solo hemos perdido cuatro o cinco partidos este año, es una lástima que hayamos perdido justo este. Lásstima que se haya escapado quizá el mas bonito de esta temporada, con la gente y los medios volcados”, cerró el técnico.