Joyas taurinas en el escaparate del taller de la familia Angulo en Valladolid

Se trata de una colección de acuarelas, óleos y dibujos taurinos de los años 40 y 50 del pintor Jesús Hernández Salvador y un lote de carteles taurinos desde 1898.

Si hay un escaparate que siempre sorprende ese es el del comercio de la Familia Angulo. Y es que la Navidad, la Semana Santa o las fiestas patronales no pasan desapercibidos en el histórico establecimiento de tapicería que los Angulos regentan en la vallisoletana calle Goya. En esta ocasión su escaparate se dedica al arte de la tauromaquia en Valladolid, en su más estricto sentido de la palabra.

 

Se acumulan acuarelas, óleos y dibujos de los años 40 y 50, cuya autoría se debe al vallisoletano Jesús Hernández Salvador, un artista que superó las fronteras de la ciudad del Pisuerga para llevar el nombre de Valladolid por todo el mundo.

 

El artístico escaparate se complementa con una serie de carteles taurinos desde 1898 hasta la actualidad. Algunos programas son de charlotadas y espectáculos de variedades diversos como el sorprendente Hombre bala o la suelta de globos grotescos.

 

Entre todos ellos destaca el de 1929 en el que se anuncia a la mujer torera María Salomé, más conocida como la Reverte. La familia Angulo ha sabido custodiar este magnífico lote artístico y salvarlo de una quema más que segura. Todo ello para recordar el noble arte de la tauromaquia y que Valladolid se encuentra en fiestas. 

 

Con información de Gonzalo Arroyo