José Rolando Álvarez cree que hay que "defender el pequeño comercio", pero "no a costa de la libertad de empresa"

El presidente de la Cámara Oficial de Comercio en Industria de Valladolid, José Rolando Álvarez, ha apostado por "defender el pequeño comercio", pero ha advertido de que esto no debe realizarse "a costa de la libertad de empresa".

En declaraciones recogidas por Europa Press, Álvarez se ha referido a la polémica sobre la liberalización de horarios comerciales en el casco histórico de la capital, al hilo de lo cual ha recordado que "desde su fundación", la Cámara "ha defendido siempre la libertad de las empresas como principio fundamental de la actividad económica", en virtud de lo cual "cada uno puede abrir cuando quiera".

 

No obstante, ha recalcado que el pequeño comercio "necesita ser defendido" ante las "serias dificultades" que tiene para "mantener la competitividad", por lo que ha abogado por otras vías de apoyo que mejoren este aspecto, como puedan ser los canales logísticos, pero ha pedido que dicha ayuda no vaya en contra de esta libertad de empresa.

 

En este sentido, ha elogiado el papel del pequeño comercio para "mantener vivo" el centro de las ciudades, puesto que "si todos los servicios comerciales se centrifugan en el exterior, se deterioraría el centro urbano".

 

Álvarez ha realizado estas declaraciones tras la firma, este martes, de un convenio entre la Cámara de Valladolid y Banco Sabadell para disponer 30 millones de euros orientados a créditos que favorezcan la liquidez de las empresas.