José Miguel Ortega, el prestigio de un auténtico número uno

José Miguel Ortega es uno de los indiscutibles maestros de la radio de Valladolid. Su personalidad se reflejaba en su manera de transmitir la información. En todos los formatos posibles, 'Josito' encontraba acomodo por su innegable talento. Maestro de maestros, estamos ante todo un número uno.

Un sonido: La sintonía previa al comienzo de las transmisiones ciclistas. Había que estar muy concentrado y, especialmente en otro país, corrían las mariposas por el estómago.

 

Un momento radiofónico: La victoria de Pedro Delgado en el Tour o los cinco triunfos consecutivos de Miguel Indurain. Por entonces, los españoles no estábamos acostumbrados a ganar tantas cosas.

 

Una anécdota: Una que resume la capacidad humana de Miguel Indurain. En un Tour de Francia, me dio un cólico nefrítico. Estábamos alojados en el mismo hotel que el equipo Banesto y yo acudí a su médico, Sabino Padilla. Cuando me vio, dijo que debía ingresar en un  hospital, a lo cual me negué porque eso suponía perderme el resto de la prueba. Entonces me puso una buscapina en vena y la persona que sujetaba el gotero no era otra que Miguel Indurain, que era líder del Tour.

 

Una noticia que le hubiera gustado contar: He seguido muchos años al Real Valladolid y me hubiera encantado narrar un título en la Copa del Rey. Hubo dos oportunidades, pero en la primera final yo apenas tenía seis años. En la segunda, me hubiera encantado contar la victoria contra el Real Madrid..

 

La radio en una palabra: Un sueño y una pasión.

 

José Miguel Ortega lo ha sido todo en la radio con cuarenta años de profesión en una carrera marcada por su innegable personalidad que transmitía delante del micrófono. Los inicios periódisticos de este licenciado en Magisterio fueron en la prensa escrita, en concreto en el periódico Libertad, pero inmediatamente recaló en La Voz de Valladolid, Radio Cadena Española y Radio Nacional de España, donde se convirtió en un referente del deporte local y nacional, puesto que fue la voz del ciclismo en esta emisora con un curriculum impresionante: 24 Vueltas Ciclistas a España, 18 Tours de Francia, 10 Giros de Italia y 14 Campeonatos del Mundo, además de otras pruebas de calado en el calendario de este deporte.

 

Llegó al periodismo a través del deporte, donde destacó como atleta y jugador de baloncesto y balonmano. Fue su puerta de entrada para convertirse en todo un especialista, capaz de abordar disciplinas tan dispares como el boxeo, los deportes más convencionales (fútbol, baloncesto, balonmano) o ese ciclismo que le convirtió en todo un referente de la radio pública.

 

Josito Ortega ha sido un maestro ejemplar, con capacidad para crear un excelente ambiente de trabajo y calar hondo en la personalidad de quienes trabajamos a su lado. Exigente, pero generoso, su prestigio le concedía una autoridad para nada impuesta. Dejó su sello en Radio Nacional, pero durante décadas ejerció de corresponsal del diario Marca en Valladolid, de la revista especializada Gigantes del Basket, impulsó la Asociación de la Prensa Deportiva de Valladolid y demostró su enorme capacidad comunicativa para encargarse de la información laboral de la ciudad en los década de los 70, en una etapa cargada de conflictividad que supo manejar con equilibrio e independencia.

 

Desde su 'Ventana Indiscreta' en el diario Libertad a todas sus horas de radio con infinidad de noticias, programas, retransmisiones y anécdotas. Maestro de periodistas, tuvo también su referencia cuando contó con la enorme fortuna de compartir transmisión con el mítico Matías Prats de quien aprendió en directo secretos muy valiosos a la hora de plantear una narración deportiva. 

 

Se puede decir que José Miguel Ortega lo ha sido todo en el periodismo de Valladolid y la ciudad ha sabido reconocerlo. Fue nombrado Cronista Deportivo Oficial de manera unánime por todos los grupos políticos que componen el Pleno Municipal y su contribución hacia Valladolid es inagotable con libros sobre deporte o diversos aspectos de la ciudad.

 

José Miguel Ortega ha llevado siempre ese maillot de líder de la radio vallisoletana sin necesidad de subirse al podio para lucir su liderazgo. Esa mezcla de humildad y prestigio ganado a pulso con inteligencia y trabajo le han colocado en otra dimensión; la que solo les pertenece a los mejores. Y Josito Ortega ha sido el mejor.