José Mª Burgos reclama al Gobierno soluciones reales a las preferentes

El senador socialista por Ávila, José Mª Burgos, subraya que la única prioridad de este Gobierno es salvar los bancos, afirma que el arbitraje es “una operación de maquillaje insuficiente e ineficaz” y añade que “el PP ha cerrado en falso el problema de los desahucios y lleva el mismo camino con el drama de las preferentes”

El senador socialista por Ávila, José María Burgos, subrayó esta mañana que el Gobierno debe ofrecer “soluciones reales y efectivas” a los ciudadanos afectados por las participaciones preferentes, que calificó de “auténtica estafa organizada”. Burgos intervino en la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo, que se celebró en el Congreso de los Diputados, y afirmó que el arbitraje exprés aprobado por el Ejecutivo es “insuficiente e ineficaz”.

 

Durante su intervención, el parlamentario del PSOE destacó el buen hacer, la profesionalidad y la sensibilidad de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, hacia la gente que ha sido privada de sus ahorros debido a la gestión irresponsable de las entidades financieras. José María Burgos insistió en que hay que resolver el problema de raíz y aseguró que la única prioridad de este Gobierno es salvar los bancos.

 

Burgos explicó que lo que subyace no es la defensa de los intereses de los atrapados por las preferentes, sino un intento de evitar que las entidades emisoras de estos títulos tengan que enfrentarse a los jueces, cada vez más concienciados con estos abusos. “El Gobierno del PP ha cerrado en falso el problema de los desahucios y lleva el mismo camino con el drama de las preferentes”, puntualizó.

 

Burgos matizó que esta estafa organizada en masa en la comercialización de estos productos ha afectado a cientos de miles de ciudadanos. En este sentido, detalló que son más de 300.000 personas las que siguen atrapadas en estos híbridos, por importe de 8.000 millones de euros y la mayoría son clientes de Bankia, con un total de 6.500 millones de euros en juego.

 

El senador abulense destacó que el Grupo Socialista considera que es necesario mucho más que una mera operación de maquillaje como la que supone el arbitraje exprés que el Gobierno ha aprobado. “Es ineficaz porque tan sólo afectará a una pequeña parte de tenedores de preferentes y es insuficiente un arbitraje como el que la Comisión Rectora del (FROB) ha aprobado en relación a Bankia, que presenta graves deficiencias”.

 

Por otro lado, recalcó que para un mismo problema de impagos el trato es absolutamente discriminatorio entre un ciudadano y la entidad financiera. De esta forma, si el banco le presta dinero para comprar una casa a un cliente y éste incumple lo pactado, el banco le quita la casa. Pero si un ciudadano le presta dinero al banco, como es el caso de las preferentes, es el banco el que se  queda con el dinero y, en el mejor de los casos, es el banco quien decide cuánto y cómo devuelve ese dinero.

 

Para más inri, quien lo valora es, precisamente una empresa a sueldo de esos bancos, en el caso de Bankia la empresa KPMG. “Se trata de una tomadura de pelo que esta consultora que trabaja para Bankia pueda ser el experto independiente, encargado de valorar qué solicitudes de arbitraje son aceptadas y decidir las cantidades máximas que podrá reclamar cada usuario”, apostilló. 

 

En este punto, José María Burgos acusó al Gobierno de seguir defendiendo a los defraudadores y se refirió al Real Decreto aprobado, el pasado 22 de marzo, que confirma que el Ejecutivo del PP ha abandonado a su suerte a estos ahorradores, pues, ni se ajusta a lo que en su día les prometió, ni a las recomendaciones de la Defensora del Pueblo.

 

El texto aprobado aplica el canje y la quita a la totalidad de los titulares, sin tener en cuenta quién ha podido ser engañado y quién no, además de aplicar unos recortes desorbitados que oscilan entre el 38% y el 61% de pérdidas, y abocan a la imposible recuperación de lo invertido por los ahorradores. “Por ello, matizó, los socialistas apostamos por un mecanismo de solución paralela para quienes fueron estafados en sus inversiones, por el que el Gobierno obligue a entidades como Bankia, Novagalicia Bank, Catalunya Caixa y Banco de Valencia a devolver el total del dinero de las preferentes a todos los clientes minoristas”.

 

Como indicó a continuación, “a estas alturas, con cuatro entidades nacionalizadas y con alguna más que requerirá de fondos europeos para su saneamiento, la solución de las participaciones preferentes no puede ser otra que la revisión de la comercialización y la revisión de la valoración de la idoneidad de los titulares de preferentes. Es decir, llegar a diferenciar entre los titulares de preferentes, quiénes son ahorradores y quiénes son inversores, para excluir a los ahorradores del proceso y de los perjuicios derivados”.

 

El parlamentario del PSOE explicó que en este proceso, frente a la vía judicial, que, a pesar de sus resultados positivos es lenta y supone un coste añadido, la vía administrativa se revela como la mejor salida. A su juicio, “es preciso generalizar las actuaciones que está llevando a cabo de manera puntual la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Es preciso que actúe de oficio, recabando, caso por caso, los test de capacitación y la información necesaria para poder recalificar la idoneidad de los titulares de participaciones preferentes. Lo que exige dotarla de los recursos precisos”. “También es necesario, añadió, modificar la legislación vigente, para que los informes del supervisor sean vinculantes y para que las operaciones de canje tengan que ser autorizadas, y no sólo informadas por la Comisión Nacional”.

 

José María Burgos destacó que la solución a las participaciones preferentes es una condición necesaria para recuperar la confianza y el crédito de las entidades bancarias y por ello hay que apostar por una solución real y justa que resarza de los perjuicios a las familias engañadas, que depure responsabilidades por la estafa y que ponga los medios necesarios para que no se vuelva a producir.

 

Burgos señaló que “si no se pone remedio, van a ser los prudentes y confiados ahorradores quienes carguen con los excesos de la burbuja inmobiliaria y de la burbuja financiera”. “Estamos hablando de la confianza en nuestro sistema financiero, tanto en nuestro país como en el exterior, de la confianza en nuestro Estado de Derecho, estamos hablando de justicia, de derechos y no de caridad o beneficencia, en suma, estamos hablando de personas y de vidas”, concluyó.

 

En otro orden de cosas, José María Burgos criticó que, en una jornada como la de hoy en la que se han abordado asuntos de enorme relevancia como el fraude de las participaciones preferentes o los informes de 2010, 2011 y 2012 sobre el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, ningún diputado ni senador de Izquierda Unida y ningún diputado de UPyD hayan acudido a la Comisión a la que estaban convocados para ofrecer su punto de vista. En este sentido, ha recriminado a ambos grupos parlamentarios su desidia ante asuntos tan graves y con los que “suele hacer bandera en la calle”.