José Antonio de Pedro: “Defenderé con uñas, garras y dientes la permanencia de la CVE en Cecale”

El presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios está molesto por el ataque de Santiago Aparicio a su “honorabilidad”. Insiste en que la CVE sí ha pagado la cuota extraordinaria y dice que el problema es que “todos llevamos una boina con el nombre nuestra provincia”.

“Quien tiene más motivos para enfadarse con Santiago Aparicio es José Antonio de Pedro; por el ataque a mi honorabilidad sin haberlo merecido”. Habla en tercera persona el propio José Antonio de Pedro, presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, después de la ofensiva por parte del presidente de Cecale, Santiago Aparicio, que cargó contra la Confederación de Empresarios de Valladolid y de Salamanca.

 

Tanto CVE como Confaes han condicionado el pago de la cuota extraordinaria para sanear las cuentas dentro del Plan de Viabilidad al cumplimiento -en un mes- de varios de los objetivos de esta hoja de ruta, que pretende poner al día la patronal regional en lo que a economía se refiere.

 

De Pedro, no obstante, dice que “por lealtad con los órganos de Cecale y con el propio presidente” no contestará en los mismos términos a Santiago Aparicio. “Creo que se ha confundido llevando ante los medios de comunicación un problema de institución que se tiene que debatir en el comité ejecutivo”, dice De Pedro.

 

El responsable de la CVE recalca que la confederación vallisoletana ha efectuado el pago de (158.000 euros) mediante un cheque bancario depositado ante notario, que se irá “liberando a medida de que los hitos del Plan de Viabilidad se vayan cumpliendo”. Las condiciones pasan por la presentación de la auditoría de gestión, el ajuste de la plantilla con el despido de los dos técnicos restantes y que se formalice un acuerdo para que CEOE Cepyme de Zamora haga efectivo el pago de su deuda.

 

El cheque depositado ante notario (al igual que Confaes Salamanca) expira el próximo 15 de marzo. De Pedro dice que hay tiempo suficiente para que Cecale ponga al día estos tres condicionantes porque “un mes da para mucho” y asegura que no baraja otro escenario posible.

 

En cuanto al anuncio de Aparicio que dejó entrever que la directiva de Cecale podría estudiar la posible expulsión de sus socios díscolos, De Pedro es claro: “defenderé con uñas, garras y dientes la permanencia de la CVE en Cecale, pero hay  que ser escrupulosos con el dinero que aportan los empresarios y no saltaros a la torera las exigencias, que nosotros además requerimos a administraciones y políticos”.

 

El presidente de la patronal vallisoletana dice estar “firmemente convencido de que Cecale es necesario”. “Uno de los grandes problemas es que todos llevamos una boina con el nombre de nuestra provincia que impide que Cecale sea una entidad regional. Nosotros apostamos por una Cecale unida y sólida”.