Jorge Manrique: “Este año la Feria Taurina de Valladolid ha primado la calidad a la cantidad”

El gerente de la Plaza de Toros se muestra satisfecho por el cartel de esta edición. Asegura que la venta de entradas y abonos “está yendo bien” y lamenta no haber podido incluir una novillada.

CARTELES FERIA TAURINA

 

Miércoles 9 de septiembre. Corrida de toros goyesca en conmemoración del 125 aniversario de la plaza. Toros de Charro de Llen para Enrique Ponce, El Fandi y Miguel Ángel Perera.

 

Jueves 10 de septiembre. Toros de El Pilar para El Juli, José María Manzanares y Alejandro Talavante.

 

Viernes 11 de septiembre. Toros de Zalduendo para Morante de la Puebla, José María Manzanares y Sebastián Castella.

 

Sábado 12 de septiembre. Toros de Victorino Martín para El Cid, Manuel Escribano y Joselillo.

 

Domingo 13 de septiembre. Corrida de rejones. Toros de Castillejo de Huebra para Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Manuel Manzanares.

El Juli, Manzanares, Talavante, Joselillo, El Cid, Enrique Ponce, Morante de la Puebla... El cartel de la Feria Taurina para estas Fiestas de Valladolid viene cargado de nombres de peso, hombres que han levantado pasiones en decenas y decenas de plazas de todo el país, lo cual se dice pronto. “Va a ser una gran feria, en la que van a estar todas las figuras del toreo”, asegura Jorge Manrique, gerente de la Plaza de Valladolid, con grandes expectativas puestas en lo que será una Feria con cuatro corridas y un festejo de rejones.

 

Pero este año hay novedades, más de una, respecto a anteriores años. En una especie de vuelta de tuerca, se ha apostado por acotar las corridas para lo que había sido hasta ahora el programa de la Virgen de San Lorenzo. “Hemos optado por una Feria de calidad, no de cantidad”, incide Manrique, que en todo caso se muestra algo contrariado por “echarse de menos alguna novillada”. Y es que esa es una de las grandes ausencias.

 

“Quizá nos falta eso, algún torero nuevo. Hablamos con López Simón, se le quiso traer, se habló con varios... Me hubiera gustado que llegase alguno, pero no se llegó a un acuerdo”, continúa, contrariado, si bien no es ajeno a la realidad. “Dimos alguna novillada en mayo y la verdad es que fue penoso ver la poca gente que acudió”.

 

En todo caso, el gerente de la plaza prefiere quedarse con lo bueno. “Este año hay un toque torista con la corrida de Victorino y la celebración del 125 aniversario de la Plaza con la corrida Goyesca, que la hemos hecho por volver a la época antigua y por darle ese toque diferente”.

 

ABONOS Y ENTRADAS

 

Y parece que la propuesta ha gustado en Valladolid. Desde este lunes a las diez de la mañana que las taquillas abrieron sus pequeñas ventanas, las colas han sido una constante junto a la Plaza. “La verdad es que los abonos han ido bien, hemos renovado casi todos y hemos vendido alguno nuevo. Las entradas sueltas también están funcionando muy bien”, prosigue orgulloso Manríquez.

 

Parece que las variaciones en los precios no han afectado en exceso, no al menos para mal. En la zona de sombra se procedió a un ligero incremento, mientras que las de sol han bajado prácticamente en su totalidad y este año se repite con el abono joven por 50 euros.

 

“Vamos a comenzar el día 6 con un concurso de cortes, que viene siendo tradicional que la final sea aquí en Valladolid, y luego el 7 tendremos tentadero público gratuito para que la gente disfrute de una labor campera, un laboratorio para las futuras madres. Se trata de abrir las puertas para que la gente pueda ver eso”, hace ver el gerente. El día 8, día de la patrona de Valladolid, tendrá lugar una exhibición de caballos. “Ahora, a esperar que la gente venga. Haciendo las cosas así yo creo que sí”, cierra Manrique.