Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Jorge Escudero: "Espero volver a Madrid, me siento más torero que antes de la cornada"

El novillero vallisoletano se recupera del grave percance sufrido en su debut en Las Ventas; no pudo mostrar su toreo en Madrid y por eso confía que la empresa le repita en marzo; además podría estar cerca de cerrar su apoderamiento. Este viernes ha recibido el alta.

El novillero vallisoletano Jorge Escudero evoluciona favorablemente de las heridas de la fuerte cornada que recibió el pasado domingo en su debut en las Ventas cuando esperó al primero de la tarde a portagayola. Este viernes ha recibido el alta, por parte del médico cirujano de Las Ventas, el doctor Padrós, que está llevando su seguimiento en el hospital madrileño de la Fraternidad.

 

Escudero mucho más animado que en los pasado días hace balance de la cornada. “Tengo un sabor agridulce porque Madrid no me vio dar ni un muletazo, pero al menos puedo decir que la cornada llegó en torero. El novillo se paró al salir de toriles y me hizo dos regates, me dio tiempo a levantarme pero aguanté de rodillas con todas las consecuencias y me caló”, dice el vallisoletano, quien sufrió dos trayectorias, una de 15 y otras de 20 centímetros, además de un puntazo corrido en la zona dorsal y muchos golpes y magulladuras.

 

Escudero iba preparado para afrontar esta importante cita en la que había depositado todas sus esperanzas. Ya avisó en tribunavalladolid.com que iba “a jugársela” y que esa tarde cambiaría su vida. “Lo tenía todo en la cabeza. No me conformaba con una ovación; iba a reventar Madrid”, explica aún postrado en la cama del hospital.

 

Lo peor no fue el dolor de la cornada. “Cuando desperté en el hospital me llevé un buen berrinche, porque Madrid no me había visto torear, además me dijeron que mi lote fue fácil y manejable”. No obstante, el vallisoletano espera que la empresa sea sensible y le pueda repetir en marzo. “Es mi ilusión, yo estoy deseando de recuperarme y volver a torear. Me siento más torero que antes de la cornada”, dice Escudero.

 

La cornada ha sido muy fuerte, con dos trayectorias, afectando al paquete vascular y destrozando mucha masa muscular. “La recuperación será lenta y dolorosa”, confirma el novillero, quien ya ha pasado “lo peor” y los dolores han disminuido considerablemente.

 

Pero no todo ha sido negativo. El novillero sonríe cuando relata que un grupo de personas se han interesado por su carrera y en los próximos meses se podría cerrar el tan ansiado apoderamiento. De momento, el torero vallisoletano Roberto Domínguez sigue muy de cerca la evolución del joven novillero. “Es más que un padre; he pasado todo el invierno en su finca preparándome y he convivido con figurones de toreo todo este tiempo”. Algo que el de Valladolid ha aprovechado para evolucionar a un toreo mucho más puro.

 

DOLIDO CON ALGUNOS COMENTARIOS

 

Jorge Escudero se encuentra muy dolido con algunos comentarios vertidos en algún sector de la presa taurinavallisoletana. “Dicen que no estaba preparado para ir a Madrid. Para hacer una afirmación de esas características hay que haber seguido muy de cerca mi evolución”, afirma con la misma templanza y naturalidad con la que torea. “Casi nadie se interesó por mí antes de la cogida y luego aprovechando el morbo del percance intentaron entrevistarme en directo horas después de la cornada”, concluye.

 

Las carnes, ahora abiertas por el pitón de un novillo, cicatrizarán y a buen seguro que le harán mucho más fuerte en su deseo de convertirse en matador de toros. Jorge ansía poder empezar la rehabilitación para volver a coger el percal y la franela.

Noticias relacionadas