Joachim Loew, mejor entrenador del año

Joachim Loew

El seleccionador de Alemania, Joachim Loew ha sido premiado con el FIFA Balón de Oro al mejor entrenador del año, por delante del técnico del Real Madrid, el italiano Carlo Ancelotti, y del preparador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone.

El seleccionador germano recibe así su primer galardón tras llevar a su país a ganar la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, gracias a un fútbol sólido en defensa y de calidad en ataque, con un centro del campo envidiable. Loew consiguió para los suyos la cuarta Copa Mundial ante Argentina, en una final en la que derrotó a la albiceleste por 1-0.

 

Se trata de un título muy trabajado para el preparador de 54 años tras haber dirigido a Alemania durante ocho años y medio, en los que logró un meritorio tercer puesto en Sudáfrica 2010.

 

"Después de tanto éxito, es un honor recibir esta distinción en un momento cúlmen. Los que me conocen saben que este galardón no lo considero un premio individual, lo recibo en representación de muchas personas. En Alemania hemos creado durante muchos años las condiciones de éxito para llegar a lo de 2014; es el resultado de muchos años de trabajo y de decisiones acertadas. Por ellos, debo agradecérselo a los entrenadores alemanes de las categorías inferiores y del fútbol profesional, también ellos han sido premiados como entrenadores del año", afirmó Loew.

 

"También se lo debo agradecer a la Federación, que ha creado las estructuras necesarias, muchísimas gracias por la confianza depositada. Se lo dedico además a la Bundesliga, sin su ayuda hubiese sido imposible que una selección pudiese jugar a un nivel tan elevado. Y qué sería de un entrenador sin un equipo magnífico que trabaja abnegadamente. Queridos Manuel -Neuer-, Philipp -Lahm-, Toni -Kroos-... Muchísimas gracias. Y a los que no estáis aquí, es un regalo trabajar con vosotros", prosiguió.

 

Por último, se acordó de sus rivales por el trofeo. "Felicito a mis amigos Simeone y Ancelotti, que hubieran merecido el título. Todos los entrenadores se encargan de que el fútbol se juegue con tanta pasión en el mundo entero", concluyó.