Jiménez Fortes continúa grave, pero estable

Jiménez Fortes

El diestro malagueño ha sido ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) tras cuatro horas de operación y su pronóstico es estable, pero grave.

Jiménez Fortes ha sufrido una nueva cornada en el festejo taurino celebrado ayer por la tarde en Vitigudino cuando recibía al tercer toro de la tarde de rodillas.

 

Es la segunda vez que el diestro es corneado en el cuello. La primera, en San Isidro, ocurrió  el pasado 14 de mayo. El parte médico describía una cornada de dos trayectorias que contusionaba arterias y venas. Pero la de ayer fue una cornada mucho más fuerte que la de Madrid.

 

El toro de la ganadería de Orive se le venció en el tercero de los lances. Tras introducirle el cuerno por debajo de la barbilla, atravesarle la lengua y destrozarle el paladar llegando incluso a llegar hasta la base del cráneo, el matador siguió consciente en todo momento y fue llevado en volandas a la enfermería de la plaza de toros donde le hicieron una cura de urgencia.

 

Después, fue trasladado en una UVI móvil al Hospital Clínico de Salamanca. La operación tuvo una duración de cuatro horas. El malagueño ha sido ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) y su pronóstico es estable, pero grave, tal y como informan fuentes del Hospital Clínico de Salamanca.

 

 

Noticias relacionadas