JIM: “El partido contra el Málaga son mucho más que tres puntos”

Juan Ignacio Martínez, pensativo antes del comienzo de un partido. BORIS GARCÍA

El entrenador del Real Valladolid asegura que “solo vale sumar de tres” para poder superar al equipo andaluz en la tabla y dar un golpe sobre la mesa.

No pintan buenos momentos para el Pucela. Después de toda la semana en entredicho, Juan Ignacio Martínez finalmente se sentará en el banquillo de La Rosaleda, y como no podía ser de otra manera, el entrenador ha destacado este jueves que ese partido será a vida o muerte para el equipo.

 

“Serán mucho más que tres puntos en todos los aspectos. El principal la clasificación, poder superar a un rival en goal average y en la tabla y en el otro, el mental, necesitamos una victoria”, comenzó el técnico alicantino. “Ya no vale hablar, solo vale sumar de tres en tres”. Más claro, imposible.

 

En cuanto a los rumores sobre su posible destitución con los que ha vivido toda la semana, JIM se ha mostrado tranquilo, incluso despreocupado. “Marcos y Carlos [por Suárez] no me han transmitido otra cosa que no sea confianza cuando he estado con ellos”.

 

Pero volviendo a lo meramente deportivo, queda patente que no será un encuentro fácil. El Málaga también se la juega, decimoséptimo en la tabla bordeando el descenso, y se espera que La Rosaleda esté a reventar. “No podemos volver a tropezar con la misma piedra, hay que ser consistentes y desde el primer momento que nos subamos al tren hay que estar metidos en el partido. El equipo, después de una semana dura, ya vuelve a tener la alegría para competir”, ha seguido el técnico.

 

“Si piensas en que si pierdes te destituyen, te descentras, por eso no pienso en ello. Estoy centrado en transmitir todas mis fuerzas a los jugadores. Por eso debo acertar con el once, y debemos estar fuertes mentalmente, saber jugar con esa presión añadida”. No hace falta ser un adivino para conocer que JIM es el más consciente de que de este choque dependen su puesto y el futuro del equipo.

 

Así las cosas, solo queda esperar que Óscar pueda estar también en Málaga. El propio mediapunta, que sigue arrastrando molestias, se ha mostrado confiado para poder ayudar al equipo. “Estaré en Málaga sí o sí”, dijo. Más vale, porque en una batalla así no sobran refuerzos.