Jesús Rueda pide a la afición que “esté con el equipo los noventa minutos”

Jesús Rueda.

El central, que reconoce su mal estado de forma, confía en que el equipo cambie la actitud y la imagen en el choque del próximo lunes en San Mamés.

Este martes el Real Valladolid tuvo un entrenamiento un poco especial, ya que cuerpo técnico y plantilla se trasladaron al Campo Municipal de Íscar para realizar los ejercicios pertinentes, toda vez que el césped de los Anexos no se encuentra de la mejor manera posible. Allí, fueron muchos los niños que se acercaron a ver a sus ídolos blanquivioletas y les vitorearon durante la sesión, algo de lo que se mostró contento Jesús Rueda, quien atendió a los medios después.

 

“Es algo bonito, porque significa que la ciudad y la provincia están con nosotros, tenemos que dar un poco más de lo que estamos dando porque por ahora no nos ha llegado. Te hace sentir que no estás solo, por nosotros y por ellos hay que darle la vuelta a la situación”, dijo el capitán, precisamente con la sonrisa de un pequeño en la cara.

 

Pero, dada la situación del equipo después de hincar la rodilla por 4-0 en Granada, Rueda quiso aprovechar para dar ánimos al resto de los seguidores. “La afición tiene que estar con el equipo durante el partido, y luego ya si no le gusta lo que ve, expresarse, está en su derecho, pero durante los noventa minutos estar con el equipo”.

 

No tiene ningún problema el central en reconocer que no se trata de su mejor momento con la camiseta blanquivioleta, cosa que quedó patente en el tercer gol andaluz, en un fallo que aprovechó Recio para marcar. “Personalmente me encuentro mal, sé que puedo dar mucho más de mí, no estoy ni al 50%. A partir de aquí solo puedo mejorar, peor no puedo ir”, continuó, ya con gesto serio.

 

“Solo queda mirar hacia arriba y si las cosas no salen, que no sea porque no lo has dado todo. No me importa decir cuando estoy bien ni reconocer cuando estoy mal, si estoy en mal momento lo digo. No es físico, simplemente no salen las cosas, quizá sea algo más mental”.

 

Precisamente uno de los grandes ‘peros’ que le puso la afición al equipo fue el de la actitud, algo más psicológico que físico. “El otro día no salió nada de lo que habíamos hablado, y hay que ser un poco crítico con esa actitud, a la mínima complicación que tenemos no se puede bajar los brazos. Si te ganan porque son mejores que tú vale, pero no puede ser por actitud”.

 

Por último, Rueda quiso hacer un balance de los partidos que se aproximan en el futuro, donde San Mamés será el primer escollo a evitar el lunes que viene. “Vamos a salir a pelear en Bilbao, ojalá sea un partido de borrón y cuenta nueva. Es una buena piedra, si damos bien la cara podemos sacar algo, que se vea que ganamos en intensidad”, dijo, si bien dejó claro que “la salvación esta segunda vuelta estará en casa”.