Jesús Mediavilla, nuevo presidente del Banco de Alimentos, seguirá una “línea continuista”

En primer término Jesús Mediavilla, nuevo presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, con Dionisio Miguel Recio, voluntario. J.P.

El nuevo máximo mandatario, que llevaba siete meses aconsejado por el difunto José María Zárate, toma alguna medida como la creación de nuevos departamentos y dobla el número de voluntarios por puesto para asegurar “el buen trabajo”.

Jesús Mediavilla es el nuevo presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, apenas dos semanas después del fallecimiento de José María Zárate, tal y como acordó este jueves por la tarde el Patronato de la Fundación por unanimidad. De esta manera, el nuevo máximo mandatario de la organización benéfica se ha presentado este mismo viernes para explicar sus líneas a seguir, que, en boca del propio Mediavilla, será “continuista” respecto a Zárate, si bien sí habrá algunos ligeros cambios.

 

“Desde hace siete meses que entré de lleno en el Banco de Alimentos, José Mari me estuvo asesorando y explicando cómo funciona todo”, arrancó. “Siempre me dejó patente que hay dos partes fundamentales, la social, el verdadero activo de esta organización, y el voluntariado, lo que atrae, lo que da ganas de seguir adelante”, dijo, antes de recordar a Zárate y a toda su familia, “siempre dispuesta a trabajar para los demás”.

 

Fue entonces cuando el nuevo presidente pasó a analizar sus futuras disposiciones. “En primer lugar, quiero dejar claro que seguiré una línea de continuidad”. Más claro, agua. Efectivamente, en cuanto a sistema de trabajo e ideas, Mediavilla no variará apenas el pensamiento, insistió.

 

“En todo caso, sí querría explicar algunas novedades. En primer lugar, se crearán tres nuevos departamentos que mejoren un poco lo que hay. Habrá personas que lleven la gestión de procesos, es decir, gestiones bancarias y demás, crearemos un área de formación, para formar a ciertos voluntarios, y también tendremos un departamento de calidad. En el Banco de Alimentos siempre nos hemos caracterizado por distribuir alimentos consumibles y de calidad, pero en este sentido nos reforzaremos un poco más, tendremos un claro responsable”.

 

Otra novedad trascendental para el futuro de la organización será el hecho de doblar los trabajadores por turno en las áreas de Voluntariado, Acción Social, Económica, Logística, Comunicación, Proveedores y Transporte, Operaciones Kilo/Eventos y Sistemas informáticos, es decir, que cada puesto como tal cuente con dos personas de manera que cuando uno de las dos no pueda ayudar, pueda sustituirle el otro, y viceversa. Una manera de asegurar que no haya bajas inesperadas y que aumenta el número de voluntarios del Banco de Valladolid hasta “unos setenta”.

 

PREOCUPACIÓN POR LA CLASE MEDIA

 

Otro de los aspectos que quiso resaltar Mediavilla fue la especial preocupación que le atañe respecto a “la clase media que nadie ve, pero que cuenta con problemas para poder comer”. A ojos del que fuera director de fabricaciones en Renault hace ya años, se trata de un sector “complicado” porque les cuesta reconocer sus problemas.

 

“Se trata de gente que, por norma general, ha perdido su trabajo hace relativamente poco y cuenta con una familia normal, con sus hijos y su mujer, pero que no puede permitirse su alimentación por la situación de crisis. Visten normal, viven de manera que tampoco se percibe que tengan problemas, pero están ahí y queremos ayudar un poco más a aquellos que tienen esta situación”, siguió Mediavilla, que aprovechó la oportunidad para asegurar que se ve ilusionado con el puesto y “más que capacitado”.

 

Por último, el presidente también destacó que pronto se entablarían reuniones con el Ayuntamiento de Valladolid y con la Junta de Castilla y León para tratar de “salvar” toda aquella comida que se pierde en hoteles y restaurantes, que “se tira estando en perfectas condiciones”. “Estará complicado por el tema de Sanidad, pero que quede claro que no pretendemos reciclar los desperdicios, sino recoger aquellas raciones que, por unas razones u otras, no se hayan utilizado”.