Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Jesús María Ortiz... ese hombre solo

Ni el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ni su 'jefe' directo, Javier Iglesias, han defendido a Ortiz en este lío de las contrataciones, mientras que entre los 'peces gordos' se han echado un capote.

'Un hombre solo'... o lo que es lo mismo, Jesús María Ortiz. El todavía delegado de Ferias y Agricultura de la Diputación de Salamanca no ha encontrado defensa en el seno de su partido, el del poder, en relación al caso de las contrataciones de trabajadores, por el que está citado a declarar por presuntos delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias.

 

De hecho el PSOE ha revelado unos documentos firmados por Ortiz que le hacen máximo responsable de estos hechos, aunque él solo sea el brazo ejecutor de los mismos, y no el que ha ideado esta estrategia. Vamos, un 'diputado de paja'...

 

Y es que, encima puede caerse con todo el equipo, ya que el equipo no va a caerse con él, y a la hora de sacrificar a alguien, Ortiz parece el más adecuado, ya que además se ha encontrado sin respaldo por parte de su 'jefe directo'.

 

Y para muestra, un gran botón. En la rueda de prensa de este martes en el ayuntamiento, ni el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, ni el presidente de la Diputación y secretario provincial del PP, se dignaron a dar la cara por Ortiz, quien se ha encontrado solo, más solo que la una, y viendo además como Alfonso y Javier se daban palmaditas en la espalda y se protegían en uno al otro. Así da gusto..

 

"Me siento orgulloso de Javier Iglesias y estoy tranquilo con respecto a su honradez al frente de la Diputación", dijo el alcalde de Salamanca. “El PP de Salamanca y de Castilla y León, desde el Presidente Regional hasta el último militante, se siente orgulloso del presidente provincial del PP y de la Diputación”, reiteró.

 

Y añadió en este punto que “Javier Iglesias está poniendo las cosas en su sitio” en Ifesa, donde Ayuntamiento y Diputación pretenden acaparar los órganos de representación y quedarse como únicas instituciones representadas, algo a lo que se oponen Cámara de Comercio y Confaes.

 

Y digo yo... ¿y de Jesús María Ortiz nadie dice nada? Vendido está... y solo, muy solo ante el peligro.