Jesús Julio Carnero aboga por incrementar los servicios de transporte ya existentes y rechaza "reducirlos"

Imagen de la reunión sobre el Plan del Transporte en Mayorga.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha abogado por "incrementar y rentabilizar" los servicios de transporte ya existentes y rechaza "reducirlos o sustituirlos" de cara a la elaboración el nuevo Plan Provincial de Transporte.

En concreto, hoy han finalizado en el Museo del Pan de Mayorga las reuniones que el presidente de la Diputación de Valladolid ha mantenido con los alcaldes de los 224 ayuntamientos y nueve pedanías de la provincia implicados en el nuevo Plan Provincial de Transporte que se desarrolla desde la institución provincial.

 

Los encuentros, que comenzaron el pasado día 17 en el Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras, han tenido como objetivo el recabar las primeras impresiones y sugerencias de los alcaldes para mejorar el transporte entre diferentes localidades, un servicio que el presidente del Diputación ha calificado como "esencial para el desarrollo de los pueblos", ya que se ha convertido "en un servicio social tan importante como la sanidad, la educación o los propios servicios sociales".

 

El objetivo de la Diputación es establecer un Plan Provincial que ayude a "incrementar y rentabilizar los servicios ya existentes, nunca a reducirlos o sustituirlos". Un servicio de pequeño transporte, generador de empleo en las zonas rurales, y que será necesario coordinar con la Dirección General de Transportes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, con la que ya se están manteniendo contactos.

 

Las primeras peticiones surgidas de las cinco reuniones realizadas hasta el momento se centran sobre todo en materias como la cultura, las escuelas deportivas, el ocio o las tareas administrativas y transacciones comerciales. En cualquier caso, siempre se ha planteado un transporte bidireccional, no sólo destinado a acercar a los usuarios a los municipios más grandes, y que busca facilitar la interrelación entre los ciudadanos residentes en el medio rural.

 

Además de los contactos directos con los alcaldes, que enviarán sus sugerencias a la Diputación en los próximos días, desde la institución provincial se va a promover una gran encuesta entre 2.250 potenciales usuarios en el mundo rural, para conocer de primera mano sus sugerencias y necesidades. Además, en el portal web de la Diputación (www.diputaciondevalladolid.es) se ha habilitado un banner que da acceso a un buzón de sugerencias abierto a cualquier ciudadano.

 

Con todos estos datos se establecerán las principales prioridades que permitirán desarrollar los primeros servicios en función de las demandas de cada zona, en una experiencia piloto que se pretende poner en marcha en este mismo año 2013. A tal fin, el presupuesto de la Diputación ya prevé una partida de 600.000 euros para el presente ejercicio.