Jesús García Burillo "su legado histórico y moral nos reclama una acción política al servicio de los ciudadanos"

Jesús García Burillo, Obispo de Ávila

Ante el fallecimiento de Adolfo Suárez González, expresidente del Gobierno, el Obispo de Ávila, Monseñor Jesús García Burillo, quiere transmitir su más sincero pésame a la familia, así como mostrar el reconocimiento por su ejemplar vida de servicio a toda la sociedad española

A través de un escrito, Jesús García Burillo ha señalado que "Adolfo Suárez, natural de nuestra provincia, siempre estuvo unido a nuestra ciudad. Durante su infancia y juventud, tuvo un firme compromiso con la Iglesia de Ávila, como presidente de la Acción Católica".

 

"En el momento político y social que está atravesando nuestro país, saliendo a duras penas de una profunda crisis que no ha sido nunca sólo económica, sino que ha afectado a los valores más
arraigados de nuestra tradición cultural, la figura de D. Adolfo Suárez se convierte hoy en un referente político de primer orden".

 

"Su legado histórico y moral, más allá de su papel como primer presidente de la democracia, nos reclama una acción política que mire más allá de los intereses puramente partidistas o ideológicos, al servicio de los ciudadanos y no de las estructuras de poder, de su convivencia pacífica y no de proyectos que los enfrenten. Su trabajo de conciliación y construcción de unas bases políticas basadas en la libertad y el respeto mutuo permitieron el cambio hacia la democracia de la que hoy disfrutamos.

 

Tras su retirada de la actividad política, continuó su testimonio de fe y esperanza ante las difíciles circunstancias de enfermedad y dolor en su entorno familiar, fruto de las mismas profundas
convicciones a las que recurrió en su vida pública.

 

Rogamos a Dios que lo acoja en su seno, y pedimos por sus familiares, amigos y allegados, abrazados a la esperanza de la resurrección que la fe en Jesucristo nos ofrece".