Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Jesús Capa lleva su "ciudad deshumanizada" hasta el Teatro Calderón de Valladolid

Jesús Capa. A.MINGUEZA

El artista riosecano presenta su obra 'General Electrónico City', realizada a través de elementos electrónicos de deshecho.

El artista vallisoletano Jesús Capa ha dedicado los últimos meses de su vida a destripar todo tipo de aparatos: ordenadores, teléfonos móviles, máquinas de escribir, viejas radios, todo tipo de cintas magnéticas inservibles, lavadoras, planchas… cualquier artilugio que pudiera tener algún componente electrónico con el que dar vida a su General Electrónico City.

 

Un apasionante proyecto que ha convertido esta “basura electrónica”, calificada así por el escritor Gustavo Martín Garzo –amigo y prologuista del autor- en una auténtica “ciudad deshumanizada”, según señala el propio artista riosecano.  Esta ciudad cobra vida desde este viernes en la Sala de Exposiciones del Teatro Calderón de Valladolid.

 

“Se podría decir que es una ciudad tipo corporación empresarial, una ciudad-empresa y un tanto deshumanizada”, dice Capa, quien a continuación apostilla que a pesar de ello “las memorias físicas de los ordenadores, las cintas de vídeo y otros aparatos guardan las historias de sus propietarios”. A Jesús Capa le gusta “soñar con las cosas”. “Cuando veo una placa electrónica, veo una ciudad llena de calles, con su polígono industrial… Con este proyecto he vuelto a ser ese niño que jugaba con pinzas de la ropa e imaginaban que eran cocodrilos”, explicaba en la inauguración de esta exposición.

 

Ocho meses “sin descanso” le ha durado este proyecto, que viene a completar La biblioteca Blanca –su anterior obra-. “Un tiempo dedicado a conseguir los aparatos, destriparlos, seleccionarlos y comenzar la obra que era una poco caótica, había que organizarla bajo un sistema”, dice Capa quien defiende el color blanco que impregna toda su obra. “No concibo el arte para este momento histórico con colorines, Hace tiempo que abandoné el color en mi obra. Y fui pasando del negro, al gris y ahora al blanco”, recuerda el artista con más de cauatro décadas de trabajo a su espalda. 

 

CRÍTICA A LA BASURA ELECTRÓNICA

 

Por su parte, el escritor Gustavo Martín Garzo ha defendido la obra de su amigo como una crítica “a la cantidad de basura que produce el ser humano, también electrónica”. “Jesús ha sabido crear belleza en lo que podríamos llamar la muerte del sentido”, dice Martín Garzo, quien ha comparado a Jesús Capa con esas espigadoras que tras la cosecha se dedicaban a recoger las espigas caídas en cunetas y cualquier otro lugar. “Jesús ha espigado esos elementos perdidos y ha construido esta ciudad llena de misterio e interrogantes”.

 

Por último, la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, ha mostrados su “sorpresa” por esta muestra, enmarcada dentro del proyecto Creart de la Fundación Municipal de Cultura que pretende potenciar a autores de Valladolid. “Queremos abrir Valladolid al mundo, y el mundo a Valladolid”, ha sentenciado.