Jeffrén, qué bueno que viniste

El último fichaje del Real Valladolid, pese a terminar lesionado en su debut, rindió a buen nivel los 35 minutos que estuvo sobre el campo con un par de detalles y una asistencia de gol.

Corría el minuto 81 de partido entre Valladolid y Elche y la locura ya había terminado de desatarse. Osorio, que había salido desde el banquillo hace poco más de diez minutos, ya se había encargado de echarse al equipo a las espaldas y levantarlo gracias a dos certeras dianas. Pero había otro foco de atención; Jeffrén.

 

El hispano-venezolano, que también había comenzado el encuentro en la banqueta, saltó al campo en el descanso para intentar revolucionar un partido que se había puesto cuesta arriba. Y vaya si lo hizo. Pero en ese maldito minuto 81 había terminado por romperse en una carrera tras el balón, él solito.

 

“Le ha fallado el isquiotibial derecho, en un simple sprint”, comenzaba explicando Juan Ignacio Martínez a la pregunta de qué tenía Jeffrén. “Una pena porque llevaba tiempo sin jugar e hizo muy bien de revulsivo de equipo”, continuó exponiendo el entrenador.

 

Efectivamente, y es que al extremo se le pudieron ver un par de acciones muy interesantes en su primera actuación con la blanquivioleta. Cuando solo habían transcurrido unos minutos de la segunda mitad, agarró el balón en la frontal, se fue hasta de su sombra en una losa y solo Botía fue capaz de despejar el balón cuando este ya iba directo a la portería de Toño. Primera ovación de la grada al gesto técnico, y por qué no decirlo, al atrevimiento.

 

“No hay que lamentarse por su lesión, ha tenido muchísimas cosas positivas”, concluía JIM a la pregunta. Concretamente, cinco pases buenos, tres errados y una asistencia de gol, disparo marrado aparte. Así es, al menos sí pudo debutar Jeffrén con su pequeño aporte a la remontada, porque la asistencia para el segundo gol de Osorio, desde el punto de córner, la puso él. Algo es algo.

 

De esta manera, parece obvio que Jeffrén se ha convertido en un refuerzo más que interesante, importante para el objetivo de la permanencia si consigue mantenerse al nivel de lo que mostró en los poco más de treinta minutos que su maltrecha pierna le permitió disputar. Ahora, queda por saber cuándo podrá volver a aportar, en función de unos resultados médicos que desde el club ya han confirmado que se sabrán este martes por la tarde. En todo caso la ilusión, que no es poco, ya la ha generado.