Javier Izquierdo reprocha a los alcaldes de Arroyo y Laguna que renuncien al Plan de Empleo de la Junta

El secretario general de Valladolid, Javier Izqierdo.

El secretario general del PSOE de Valladolid, Javier Izquierdo, ha reprochado este miércoles que los alcaldes de Arroyo de la Encomienda, el independiente José Manuel Méndez, y Laguna de Duero, el 'popular' Luis Minguela; hayan renunciado a participar en el Plan de Empleo local pactado entre el PP y el PSOE de Castilla y León.
 

El representante socialista ha asegurado que los ayuntamientos han agotado el plazo para presentar proyectos para acceder al Plan de Empleo local, con lo que "declinan la oportunidad de dar trabajo a 32 personas".

 

Por ello, ha calificado la situación de "increíble, inexplicable y hasta escandalosa en los tiempos que corren", pues son los dos únicos municipios de la provincia que han dejado agotar el plazo sin presentar proyectos a este Plan de Empleo local pactado en ámbito regional.

 

En opinión del secretario provincial, resulta "inaudito" que los Ayuntamientos de ambas localidades, las dos únicas en la provincia de más de 5.000 habitantes que no han solicitado la ayuda, hayan demostrado "un nivel de desidia rayano en la ineptitud, perdiendo conscientemente la oportunidad de crear 16 puestos de trabajo cada uno y demostrando tal insensibilidad con sus propios vecinos".

 

A juicio de Izquierdo, que recuerda que la presentación de estos proyectos podría haber inyectado en cada municipio hasta 80.000 euros, "se demuestra el lugar que en el orden de prioridades de la gestión de estos alcaldes ocupa el impulso de políticas de empleo".

 

A la crítica del secretario general se han sumado las voces de los portavoces del PSOE en Arroyo, Verónica Calvo, y Laguna, Juan José Biosca, que entienden que esta dejadez de los responsables de ambos ayuntamientos deja clara "su insolvencia para ocuparse de los problemas y las necesidades que realmente preocupan a sus ciudadanos".

 

La portavoz en Arroyo preguntó precisamente sobre este asunto, durante el pleno celebrado este miércoles, al alcalde de la localidad, José Manuel Méndez, quien "se escudó en los costes de la gestión y en su propia decisión personal para explicar el motivo de este abandono".

 

Del mismo modo, Biosca cargó contra el regidor de Laguna a quien acusó de "una despreocupación perturbadora por los asuntos que no le afectan personalmente" y "una falta de sensibilidad preocupante a la que lamentablemente nos tiene acostumbrados desde que accedió a la Alcaldía", de la que espera que los vecinos "tomen buena nota".