Javier Iglesias se olvida de la Lonja de Salamanca

Javier Iglesias en el mercado de ganado haciendo campaña

El presidente de la Diputación no pisa por el recinto ferial de Salamanca salvo para hacer campaña en las elecciones o con motivo de la feria Agropecuaria. Ahora, con su labor de senador, esta situación será aún más notable.

Que Javier Iglesias pasa de la Lonja y el Mercado de Ganado de Salamanca es algo obvio. El presidente de la Diputación apenas mantiene un contacto directo con los profesionales del sector pese a que en sus intervenciones se le llena la boca con que la primera y única prioridad para esa institución es el mundo rural y el campo, pese a su total desconocimiento de los problemas que afectan al sector. Basta solo con escuchar algunas de sus declaraciones sobre este asunto para observar cómo queda en evidencia en todo momento.

 

Es habitual oír en los corrillos del mercado o de las mesas de la Lonja las críticas de los profesionales a Javier Iglesias por su desconocimiento del sector y por el hecho de que apenas acude el recinto ferial siempre que no sea para regalar caramelos en elecciones, inaugurar alguna de las múltiples y costosas obras del recinto o para la feria Agropecuaria. Y para de contar.

 

AHORA, AL SENADO

 

Pero, lejos de arreglarse esta situación, a partir de ahora va a empeorarse, si cabe, tras la elección de Iglesias como senador, que le obligará a una dejadez mayor de funciones en la Diputación (institución que preside) y el sector agroganadero, fundamental en la economía de la provincia.

 

Javier Iglesias, el 'desaparecido' en la Lonja y el Mercado, pasará a serlo aún más al tener que compatibilizar dos cargos de tal calibre como ser presidente de la Diputación de Salamanca y senador. Que se olvide el campo... quizá sea mejor.