Javier Ares, la pasión del deporte en una voz inconfundible

Las Voces de Valladolid entrevista a uno de los grandes de la radio deportiva: Javier Ares. Hace un recorrido por su trayectoria y analiza el paso, el presente y el futuro del medio. 

LA RÁFAGA:

 

Un sonido: Escuchar la sintonía del serial 'La saga de los Porretas' a las nueve de la mañana en la Ser. Era una rutina para comenzar el día. 

 

Un momento radiofónico: La retransmisión de la final de Baloncesto de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles entre España y Estados Unidos. Me sentí un privilegiado.

 

Una anécdota: Estuve hablando en el programa local de Valladolid sobre un combate de boxeo que se iba a celebrar supuestamente por la noche entre Ali y Frazier, algo que me apasionaba. Al finalizar el programa un oyente me llamó y me dijo que el combate se había disputado la noche anterior. Me quedé planchado.

 

Una noticia que le hubiera gustado contar: Me hubiera gustado entrevistar al Cordobés.

 

La radio en una palabra: Compañía.

 

 

 

Es una de las voces más conocidas del dial español. Javier Ares, zamorano de nacimiento aunque vallisoletano de sentimiento, ama la radio desde que era un niño. Siendo estudiante comenzó a colaborar en Radio Valladolid. Allí puso en marcha el primer programa deportivo diario de la ciudad y algunos años más tarde dio el salto a Antena 3 Radio donde alcanzó el liderato de audiencia.

 

Sustituyó en Madrid al gran José María García, uno de sus referentes, y desde 2002 dirige Radio Estadio en Onda Cero. Su inconfundible voz derrocha pasión, especialmente en esas épicas retransmisiones ciclistas de las que también fue pionero.

 

Ares bucea en su memoria: “En mi niñez la radio era lo que más compañía nos hacía. Yo creo que siempre he tenido vocación, pero mi llegada al medio fue accidental. Empecé hacer Derecho y en 1972 me presenté en Radio Valladolid para ofrecerme a hacer las crónicas del rugby, que no existían y a mí era un deporte que me encantaba”, dice el locutor, que lleva más de cuatro décadas dedicado en cuerpo y alma a la que es su vida.

 

Recuerda con cariño esos primeros programas Sport 3, en Radio Valladolid, y Al Contraataque, en Antena 3. “Primero fue de media hora y a los cuatro días tuvimos que aumentar ya una hora”, dice Ares, quien copió ese pionero programa de José María García, “con ese tono de denuncia, crítica, investigación”. El Corte Inglés hizo un estudio y cifró la audiencia en 60.000 oyentes.

 

Considera a José María García una referencia “porque lo ha sido todo en el periodismo deportivo” y confiesa que aunque tuvo “un desencuentro profesional” que duró cinco años aprendió mucho de este “tremendo comunicador”.

 

Cree que actualmente el periodismo es “servil y entregado al poder”. Para Ares, el poder que tienen que tener los medios de comunicación es el de la independencia. “Los ingresos tienen que ser a través de la publicidad, no a través del dinero público y el favor”, asevera, aunque ve el futuro de la radio "en positivo" y dice que el medio "goza de buena salud"  Su voz, la misma por el que le reconocen por la calle, tiene cuerda para rato y seguirá poniendo alma y pasión en sus narraciones deportivas.