Jáuregui ve necesaria una ley de la Corona para regular la sucesión

El portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui, considera que lo oportuno sería aprobar una ley de la Corona "en el corto o medio plazo" para regular aspectos como la sucesión, la abdicación, la figura del heredero o la de la Familia Real.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)



En una entrevista con Europa Press, Jáuregui defiende el desarrollo legislativo de la figura del Rey mediante una norma de rango orgánico. "Debería abordarse con el máximo consenso y trataría de resolver lagunas que hay en muchos campos", explica el diputado.

En aras a ese consenso, Jáuregui prefiere no apuntar detalles de entrada, aunque sí precisa algunos de los aspectos que debería recoger la norma, como la abdicación, la sucesión o la figura de la familia real; la propia Constitución obliga en su artículo 57 a legislar algunos de estos asuntos en una ley orgánica.

Además, el dirigente socialista recuerda que una futura reforma de la Constitución debe servir para equiparar los sexos en el acceso a la Jefatura del Estado.

Ramón Jáuregui explica la conveniencia de no mantener más tiempo esas "lagunas" y defiende cómo ya se ha dado un paso con la Ley de Transparencia, que obligará a todas las administraciones a dar información y a revelar determinados datos sobre su funcionamiento y entre las que se incluirá, por iniciativa propia, la Casa Real.

EL ASUNTO, A LA CONFERENCIA POLÍTICA

El PSOE celebrará una Conferencia Política en otoño en la que aprobará nuevos ejes políticos. El texto base, que será sometido a debate, incluye un apartado sobre la Casa Real.

En él, se defiende la reforma constitucional para equiparar a la mujer y al varón en el acceso a la Corona, salvaguardando los derechos del actual heredero, el Príncipe de Asturias, porque la situación actual de prevalencia del hombre supone "una discriminación por razón de sexo".

También se dice en el documento que "sería conveniente" que la terminología de la Constitución acogiera también el género femenino en sus referencias al Rey y al Príncipe, "haciéndolas extensivas a la Reina o a la Princesa".

Y también se incluye la necesidad de esa ley orgánica que desarrolle el artículo 57.5 de la Constitución, que se refiere en concreto a la abdicación y la renuncia "así como cualquier duda de


hecho o derecho en relación con el orden de sucesión". Los socialistas apuntan igualmente la conveniencia de regular el estatuto jurídico del Príncipe de Asturias.