Izquierda Unida de Valladolid retira una moción al recibir el "compromiso" del Ayuntamiento de "reordenar" la Policía Municipal

El concejal de IU, Manuel Saravia. TRIBUNA

El Grupo Municipal ha considerado que, "a la vista de los numerosos asuntos" que los grupos pretendían tratar en el Pleno del mes de noviembre, "era necesario reducir el abultado número de mociones".

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha retirado este martes una moción sobre la reorganización de la Policía Municipal que había presentado para el próximo Pleno municipal del día 8 de noviembre, al recibir el "compromiso" por parte del equipo de Gobierno de afrontar las medidas propuestas en los próximos meses.

 

En un comunicado el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha considerado que, "a la vista de los numerosos asuntos" que los grupos pretendían tratar en el Pleno del mes de noviembre, "parecía necesario reducir el abultado número de mociones e interpelaciones que se habían presentado".

 

IU planteaba sus propuestas sobre la Policía como consecuencia de sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo hecha pública el pasado 10 de octubre, que "tendrá importantes repercusiones para el funcionamiento de la Policía Local, a corto y a largo plazo", como la sustitución en la Jefatura del Cuerpo.

 

Según han apuntado las mismas fuentes, existe un "gran consenso entre los miembros de la Policía Municipal de Valladolid" para que dicha plaza se cubra por promoción interna, entre los funcionarios que pueden ser aspirantes a la misma, y el alcalde ha manifestado su intención de que así sea.

 

IU planteaba que en los próximos seis meses se elabore una propuesta de reconsideración general y reestructuración de la Policía Municipal, que contemple la evolución previsible en los próximos años de los efectivos disponibles en todas las escalas y categorías.

 

Esto se debe a que tanto el superintendente jefe Juan López de Haro como un buen número de funcionarios pasen también a segunda actividad, "desempeñando otras funciones". En este sentido, como el número de agentes que cumplirán los 60 años en los próximos ejercicios aumentará progresivamente, la situación puede llegar a ser problemática. "Dentro de ocho años podremos tener al 27 por ciento de la plantilla de la Policía en segunda actividad", han apuntado.

 

Resulta "evidente", según IU, que la tasa de reposición legal del 10 por ciento de la plantilla "sólo permite cubrir una parte muy reducida de los puestos que se necesitan", por lo que creen necesario "pensar cómo reorganizar el servicio, cómo replantear globalmente el funcionamiento del Cuerpo con esa reducción y redistribución de efectivos que se nos anuncia desde la ley".

 

Así, consideran que se debería evaluar la situación de la plantilla de cara a ese paso a la segunda actividad, así como el estado de los medios materiales, para cubrir las necesidades de la ciudad. Dicha propuesta debería venir precedida de una memoria que dé cuenta de los objetivos y características del Cuerpo de Policía para los próximos años, lo que ha sido objeto del compromiso del equipo de Gobierno, según IU.

 

Por último IU proponía también instar a la Junta de Castilla y León a que tramite con urgencia la modificación de la Ley de Coordinación de Policías Municipales que está en curso, y permita atenuar los efectos que la actual norma conlleva, especialmente en el Título III, sobre el Régimen Jurídico de los Cuerpos de Policía Local. "Nuevamente el alcalde ha explicado que tiene entre sus objetivos requerir a la Junta con urgencia esa modificación", han apuntado.

 

En todo caso, IU considera que, si esta normativa se conocía desde 2003, estos "desajustes y sobresaltos" no deberían haberse producido si se hubiera actuado "con diligencia y previsión". En cambio se "sufren las consecuencias" y se tienen que mantener servicios como la Policía de Barrio, que ocupa según el grupo de la oposición a una cuarta parte de los agentes, el 'Multacar, con seis funcionarios; y la "indefendible" Unidad de Policía a Caballo, con once agentes y un oficial.