Iveco hace de su planta en Valladolid una zona cardioprotegida

La factoría de la marca en la localidad vallisoletana invierte en la salud y seguridad de sus trabajadores, dos aspectos prioritarios para Iveco.

Para Iveco, contar con un entorno de trabajo seguro es prioritario, un pilar fundamental para la empresa y en el que sus fábricas se esfuerzan por reforzar año tras año. Prueba de ello es la última inversión que la planta de Valladolid ha realizado, con la instalación de varios equipos estabilizadores por un importe de 25.000€, para garantizar una acción inmediata en caso de un problema cardíaco de algún trabajador. Esta acción preventiva le ha valido a la fábrica vallisoletana el convertirse en zona cardioprotegida, algo a lo que la ley no obliga en la comunidad de Castilla y León.


Así, la factoría cuenta con un total de tres equipos semiautomáticos de desfibrilación, ubicados en puntos estratégicos, y un equipo más estabilizador manual adicional, todos ellos empleados por los servicios sanitarios, que han sido instruidos en su manejo con el curso “Soporte Vital Inmediato”. Además, para optimizar el uso de los dispositivos y actuar de la forma más inmediata posible, han sido formados treinta y dos trabajadores no sanitarios, que actúan como socorristas en el entorno de su puesto de trabajo, una misión fundamental para que, en el caso de sufrir una parada cardíaca, la persona afectada sea atendida en los primeros minutos antes, incluso, de que llegue el servicio médico profesional.


Según el Director de Formación de DESA VIDA, Carlos García Calvo, médico Especialista en Urgencias del Hospital Río Hortega de Valladolid, “la función de estos socorristas es prioritaria para la inmediatez de respuesta, ya que los cinco primeros minutos son los más importantes para salvar a un compañero de una parada cardíaca. De esta forma, prácticamente se garantiza que en tres minutos el paciente sea atendido y estabilizado. Con el servicio plenamente operativo, como está en la fábrica de Iveco en Valladolid, se puede decir que los trabajadores tienen un 80% de posibilidad de superar un infarto en el entorno laboral”.


El que la fábrica de Iveco en Valladolid sea una zona cardioprotegida se debe al trabajo del
departamento de Seguridad e Higiene en el Entorno Laboral de la marca, que realiza todo
tipo de campañas orientadas a mejorar las condiciones laborales de la plantilla de Iveco.
Así, la campaña de salud de 2016-2017 incluye áreas como la alimentación, la prevención
ante todo tipo de dolencias o enfermedades, la proximidad con el trabajador para ayudar a
su bienestar, el establecimiento de los pasos a seguir para resolver cualquier deficiencia, la
promoción del deporte, la ayuda frente al tabaquismo, e incluso la seguridad en el hogar y
la prevención frente a accidentes de tráfico.