IU ve "claramente insuficiente" la aportación de la Junta a Valladolid para Servicios y Prestaciones Sociales

El concejal de Valladolid Toma la Palabra, Alberto Bustos, en primer término, con María Sánchez y Manuel Saravia de fondo. BORIS GARCÍA

Además, valora que una subida de "apenas" el 3% "no se corresponde con la realidad social" que la Junta y el Consistorio "parecen no querer atender en su verdadera dimensión".

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid considera que el incremento de 241.000 euros en la cantidad que aporta la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento para la cofinanciación de los Servicios Sociales y las Prestaciones Sociales Básicas, resulta "claramente insuficiente" para atender las necesidades de la población de la capital.

 

Además, valora que una subida de "apenas" el 3% "no se corresponde con la realidad social" que la Junta y el Consistorio "parecen no querer atender en su verdadera dimensión", según ha explicado en un comunicado recogido por Europa Press.

 

A juicio de IU, la "escuálida financiación" firmada por el Gobierno Autonómico y el Ayuntamiento de Valladolid supone "poner en riesgo" la calidad de servicios sociales básicos para la calidad de vida de la ciudadanía.

 

Asimismo, han añadido que a pesar del "preocupante aumento" de las necesidades sociales, la "adenda" al Acuerdo Marco para la cofinanciación de los servicios sociales no recoge "prácticamente" incrementos presupuestarios en ninguna partida. "Únicamente se puede encontrar incremento en las prestaciones económicas para afrontar situaciones de urgencia social", ha añadido.

 

Sin embargo, otras partidas importantes que ya fueron recortadas en pasados acuerdos no reciben "ni un céntimo de incremento a pesar de que la necesidad parece evidente". IU ha destacado que el servicio de Ayuda a Domicilio sufre las consecuencias del recorte de 1.000.000 euros que "ni la Junta ni el Consistorio parecen decididos a corregir".

 

En conclusión, el Grupo Municipal ha valorado de manera positiva que "por fin" se incremente la partida correspondiente a las Ayudas de Emergencia, pero ha hecho dos consideraciones.

 

La primera de ellas es que dicha cantidad no asciende en proporción al incremento de las necesidades sociales, ya que las cifras de desempleo y de pobreza han alcanzado límites que resultaba difícil prever hace dos años, lo que supone que "una buena parte de la ciudadanía" tenga "enormes dificultades" para llegar a fin de mes, y más de 85.000 personas se encuentren al borde de la pobreza, según el último informe de Cáritas.

 

Por otro lado, han incidido en que el Ejecutivo regional junto con el Consistorio vallisoletano parecen "no querer entender" que la acción social no se basa "únicamente" en otorgar una serie de Ayudas de Emergencia, sino que la complejidad de la situación social y económica hace que deba enfocarse desde una óptica integral. Por ello, no resulta razonable que ambas instituciones "prácticamente se olviden de todos los programas de promoción y educación" que pueden hacer que muchas personas excluidas socialmente, den pasos hacia la inserción social y laboral.

 

Por último, a juicio de IU, el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento ha tenido una actitud "muy sumisa" ante la Junta de Castilla y León en la negociación de una financiación justa, que permita mejorar las condiciones de vida de miles de personas en la ciudad.