IU Valladolid solicita de nuevo una revisión de las tasas fiscales, basadas en las rentas de cada ciudadano

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha planteado este jueves que las ordenanzas fiscales se aborden "desde una óptica redistributiva" a través de una Comisión que estudie, en primer lugar, cómo afecta la política fiscal desarrollada por el PP "en los bolsillos vallisoletanos".

Con esa base se puede definir una comisión, "que podría denominarse Comisión de Progresividad", para determinar una propuesta de fiscalidad, con el compromiso de mantener en el tiempo las condiciones de tasas, tributos, exenciones y bonificaciones "sin que cada año sea una sorpresa para los contribuyentes".

 

Según consta en un comunicado remitido por IU y recogido por Europa Press, uno de los objetivos sería la modificación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para lograr una mayor progresividad y la supresión de la tasa de recogida de basuras.

 

Esta petición se realiza por cuarto año consecutivo y dos meses y medio antes de las próximas elecciones municipales. En primer lugar porque esta semana se han producido "diferentes" opiniones del Equipo de Gobierno en materia fiscal.

 

Según han recordado las mismas fuentes, el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, aseguró el lunes pasado que el Equipo de gobierno estudiaría la supresión de la tasa de basuras si la situación económica mejora; "y al día siguiente el alcalde desmintió tal intención".

 

Al respecto, IU ha indicado su inquietud por saber si la negativa "constante" durante este mandato del concejal es mantenida por todo el Equipo o hay alguna "oportunidad" de que la creación de la citada Comisión de Progresividad, "tras tanto insistir, salga adelante".

 

ESTABLECER UN MARCO ESTABLE

 

En segundo lugar, IU considera que este estudio podría establecer un marco estable para conocer la situación de los vecinos y cómo les afecta la presión fiscal, además de proponer soluciones que hagan que la economía "de la mayoría no se resienta y se recaude de los bolsillos que más pueden aportar sin que eso ponga en peligro su estabilidad".

 

"La intención es que gobierne quien gobierne tras el 24 de mayo tenga en cuenta las conclusiones de esta comisión para abordar una carga impositiva más razonable en Valladolid", concluye.