Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

IU Valladolid recoge las propuestas de los barrios para mejorar la ciudad

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha cerrado su proceso participativo en los barrios de Valladolid con una asamblea de balance abierta a toda la ciudadanía tras recorrer durante doce meses en todas las zonas de la ciudad para "rendir cuentas" de su trabajo y recoger propuestas para mejorar la ciudad.

Este proceso, denominado 'Los barrios toman la palabra', se ha cerrado desde las 19.30 horas en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero de Vadillos, con una última asamblea de balance, aunque el Grupo Municipal también ha recogido propuestas durante la tarde en la calle Mantería.

 

En esta última Asamblea, IU explica cómo este programa no solamente ha servido como una "interesante experiencia participativa" de debate ciudadano, sino que también ha permitido "tomar el pulso" a las prioridades de la ciudadanía ante la crisis.

 

"Las pequeñas inversiones en barrios frente a los macroproyectos, y la prioridad del gasto en empleo y política social han sido las principales preocupaciones de las personas que han asistido a las distintas asambleas".

 

El proceso se ha concretado en diez asambleas vecinales, celebradas desde noviembre de 2012 hasta noviembre de 2013, en centros cívicos de toda la ciudad. A ellas se ha convocado al vecindario de los barrios cercanos, a los que se ha hecho llegar la cita a sus buzones y también a colectivos sociales de la zona.

 

En dichas asambleas, Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos han expuesto el trabajo que realizan en el Ayuntamiento, explicando cómo funcionan los distintos órganos municipales, cuáles son sus líneas de trabajo o incluso las horas que dedican y las retribuciones que perciben.

 

Sin embargo, el grueso de las asambleas vecinales se ha centrado en la aportación ciudadana a través de una metodología participativa en la que, mediante fichas que las personas asistentes rellenaban, se recogían tanto propuestas concretas de inversión en cada barrio, como sus preferencias a la hora de priorizar el gasto en unas u otras materias.

 

PROPUESTAS Y ALTERNATIVAS

 

Con las propuestas recibidas, el Grupo Municipal de IU realiza un "doble" trabajo. Por una parte, traslada algunas de ellas a los distintos órganos del Ayuntamiento como propuestas institucionales, concretamente parte de ellas sirven para sus aportaciones a los presupuestos de 2014; y por otra, sirven también para preparar algunos documentos de carácter más global. "A partir de la participación ciudadana, IU está construyendo alternativas globales para la ciudad en el ámbito urbanístico, social y cultural", ha señalado el Grupo.

 

Así, lleva casi dos años trabajando sobre el 'Plan Urbanístico B', alternativa participativa a la redacción privatizada del PGOU que encargó el equipo de gobierno. También redacta un 'Cuaderno de Derechos' que delimite las necesidades básicas a cubrir efectivamente desde el Ayuntamiento y defina los instrumentos institucionales precisos para ese objetivo. Y, por último, ha comenzado a elaborar una iniciativa denominada 'Mapamundi' para garantizar el acceso a la cultura en todos los barrios y para todos los sectores sociales.

 

La conclusión principal a la que IU ha llegado tras este proceso es "sencilla" y consiste en que "hay mucha más sensatez en los vecinos y vecinas que en los despachos de alcaldía o de las distintas concejalías".

 

En este sentido, el Grupo Municipal ha explicado que los vecinos, "lejos de pedir grandes inversiones para su barrio o rimbombantes proyectos de ciudad" como los que se han llevado a cabo o han estado en debate, dan "preferencia" a las pequeñas obras de mantenimiento en barrio o al gasto en materia social y de promoción del empleo.

 

"Las prioridades de la gente parecen estar muy alejadas de las que marcan los grandes debates políticos locales y, sobre todo, de la acción del equipo de gobierno municipal", ha señalado la formación, que considera que la acción de éste último "está muy lejos de las prioridades ciudadanas".

 

A su juicio, el Partido Popular "ni puede hacer la política que quiere, ni quiere hacer la que debe", ha explicado IU, que ha señalado que "la nostalgia del modelo urbanístico y de despilfarro que trajo la crisis le bloquea ante la necesidad de volcar la acción municipal en la política social y el empleo".

 

Por ello, considera que es hora de "abandonar la vieja política" y centrarse en lo "prioritario", por lo que IU centrará su esfuerzo durante el próximo año y medio en "tejer una alianza ciudadana" para reactivar el Ayuntamiento de Valladolid y ponerlo "al servicio de los intereses de la mayoría".