Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

IU Valladolid reclama un Plan Integral para el pequeño comercio de la ciudad

 Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este jueves que insistirá en reclamar un Plan Integral para el pequeño comercio, un sector que sufre las decisiones "políticas y urbanísticas" de las administraciones y, según sus datos, tiene cerrado el 30 por ciento de los locales en la capital.

Los concejales de IU en Valladolid, Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos han ofrecido este jueves una rueda de prensa para presentar una campaña de apoyo al comercio de proximidad, que incluye además el reparto de carteles, tarjetones y la creación de un vídeo en el que comerciantes y ciudadanos destacan los motivos por los que es más beneficioso comprar en pequeños establecimientos.

 

El portavoz del Grupo, Manuel Saravia, ha recalcado que IU volverá a proponer en el Pleno municipal la elaboración de un Plan Integral de apoyo al comercio de proximidad, ya que ha recordado que el pasado otoño, como consecuencia de una propuesta similar, la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, aseguró, según Saravia, que el Plan se iba a llevar a cabo.

 

Esta medida, a juicio de IU, debería incluir medidas fuertes que impliquen a las administraciones municipal y autonómica, asociaciones sectoriales y Cámara de Comercio, sindicatos, empresarios y trabajadores, con el fin de frenar los cierres y el desempleo del sector.

 

En este sentido, la edil María Sánchez ha explicado que, según los datos de Izquierda Unida, un 30 por ciento de los locales comerciales existentes en Valladolid han cerrado y ha recalcado que el pequeño comercio genera el 85 por ciento del empleo en el sector, a pesar de que existe la idea de que generan más puestos de trabajo las grandes cadenas.

 

Los concejales han insistido en que la situación actual del comercio de proximidad no es causa exclusivamente de la crisis económica sino de la "infravaloración de su papel por parte del poder político" y varios tipos de "agresiones".

 

Así, Bustos ha citado una agresión "urbanística" ya que a la instalación de "enormes" centros comerciales en los municipios del entorno, se suman las "forzadísimas" ampliaciones en las centros ya existentes en el término municipal de Valladolid, lo que lleva a ampliar "sin medida" una oferta que "resulta incompatible con el mantenimiento del tejido comercial de las calles".

 

El comercio sufre también decisiones de carácter "político-administrativo", como ha citado Alberto Bustos en el caso de la ampliación de horarios comerciales que, en su opinión, "sólo favorece a las grandes cadenas comerciales". Ésto, además de perjudicar a los pequeños comercios, implican también un "empeoramiento de las condiciones del personal" de las grandes tiendas y un "alto impacto ambiental".

 

Por último, María Sánchez se ha referido a lo que considera IU cocomointentos para vender una imagen negativa del pequeño comercio y altamente negativa para las grandes cadenas", bien sea mediante la posibilidad o con declaraciones "aduladoras o descalificadoras" como algunas que ha realizado la concejal Mercedes Cantalapiedra.