IU Valladolid reclama "más sensatez y un nuevo esfuerzo" para conseguir una CUVA "eficaz"

Izquierda Unida considera "provocadoras" las declaraciones del alcalde de Valladolid, quien ha dicho que "si quieren irse, que se vayan" en alusión a la amenaza de Arroyo de la Encomienda.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida vallisoletano ha reclamado "más sensatez, menos desplantes y un nuevo esfuerzo" para conseguir una Comunidad Urbana de Valladolid (CUVA) "eficaz",  tras conocer la aprobación de una moción en el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda el pasado miércoles 28, en la que se pedía la disolución de misma.

  

Asimismo, según un comunicado emitido por IU y recogido por Europa Press, el Grupo Municipal ha hecho esta demanda tras las "provocadoras" declaraciones al día siguiente del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, quien declaró: "Si quieren irse, que se vayan".

  

Por ello, ha lamentado la situación creada y ha instado a ambas partes a buscar acuerdos y evitar rupturas, por el interés de la población de los municipios de la CUVA, pues la "necesidad" de alguna organización de los municipios del entorno de Valladolid es "perentoria", y "no puede llegarse a que un único tema mal resuelto sea suficiente para dar al traste con la asociación de municipios".

  

IU ha recordado que hasta este momento los temas en que se han obtenido resultados (agua y saneamiento) son acuerdos bilaterales, que ya se desarrollaban antes de la existencia de la CUVA. Pero sobre otros asuntos en los que es esencial el entendimiento, como la resolución de los conflictos generados por la saturación de áreas comerciales, "ni siquiera" se ha llegado a plantear el debate en el seno de la Comunidad.

  

Por ello, IU considera que es "necesario" retomar el proyecto de la CUVA, "y hacerlo con ganas", pues es "urgente" llegar a acuerdos en temas "críticos", como el citado de las grandes superficies comerciales o el taxi metropolitano, pero también otros "básicos", como los relativos al transporte colectivo metropolitano o incluso la posibilidad de compartir o coordinar proyectos turísticos, entre muchos otros.

  

Finalmente, el Grupo Municipal ha apuntado que "al margen de quién lleve razón" en el caso del taxi, la coordinación de los municipios del entorno de Valladolid es un proceso en el que las declaraciones unilaterales de disolución "parecen fuera de lugar", como tampoco son admisibles "bravatas" del tipo: "Pues que se vayan".