IU Valladolid propone fraccionar el contrato de alumbrado para "dar más opciones a pymes"

Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos, los tres concejales de IU Valladolid. TRIBUNA

Se ha enviado un escrito al alcalde y otro a la presidenta de la Confederación Empresarial de Valladolid, Ángela de Miguel, para dicha petición.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha dirigido este sábado al alcalde, Francisco Javier León de la Riva, para proponer una serie de modificaciones a las condiciones del contrato de conservación, reparación y reforma de las infraestructuras de alumbrado exterior de la ciudad, como el fraccionamiento del mismo en varios lotes con el fin de "dar más opciones" a pequeñas y medianas empresas locales.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, el Grupo Municipal de IU ha añadido que ha enviado un escrito al alcalde y otro a la presidenta de la Confederación Empresarial de Valladolid, Ángela de Miguel, para advertirle de que en el citado contrato no se cumple el compromiso de "fraccionamiento de los contratos en lotes", que el Ayuntamiento presentó a principios de 2014 y que la patronal vallisoletana consideró como "una fórmula muy interesante".

 

Según el Grupo de IU, desde que se fraccionó el contrato de limpieza de las dependencias municipales en varios menores, momento en el que se hizo el citado anuncio, "ninguno más de los grandes contratos tramitados en 2014 ha seguido esa misma pauta, por más que en la Unión Europea se plantee esta medida como esencial".

 

Las mismas fuentes han recordado que según datos de la Unión Europea, las pequeñas y medianas empresas, autónomos incluidos, generan más del 60% del empleo total; mientras que, "según reconoce el Ayuntamiento, "tan solo gestionan en torno al 35% de la contratación pública" en Valladolid.

 

A juicio de IU, el contrato del alumbrado citado es un expediente "muy complejo" ya que supone "un mixto de contrato de obras, de servicios y hasta de suministros", que ha llevado "una larga y prolija preparación por los servicios técnicos municipales".

 

Pero el Grupo entiende que "hay una serie de decisiones políticas que no pueden admitirse", como sería el caso de las fechas, pues el anterior contrato venció sin que el que le sustituye esté listo. "Los retrasos ya parecen norma de la casa", han apostillado desde IU.

 

En segundo lugar, han reprochado que aunque el citado contrato compromete los presupuestos municipales en 1,8 millones de euros anuales hasta 2018, casi "todo el próximo mandato", se ha elaborado, estudiado y decidido "exclusivamente por el equipo de gobierno" en lo que IU considera "un mal sistema desde consideraciones democráticas".

 

Creen necesario, que si se quiere es aportar elementos de juicio y publicidad de los argumentos de gobierno, se debería incorporar al expediente una "narración de la evolución de este gasto en los años anteriores, que permita conocer la evolución" del servicio, como entienden que reclama el informe de Intervención del 26 de diciembre de 2014.

 

Por último, han citado otros dos aspectos "especialmente graves", como que no se incorporen las "cláusulas sociales" que el propio Ayuntamiento aseguró que incorporaría, ni "tampoco se da explicación alguna a la decisión de no dividir el contrato en otros menores, tal como también se pide en el informe del vicesecretario general de 3 de octubre de 2014.