IU Valladolid presenta enmiendas para mejorar la progresividad y la supresión de la tasa de las basuras

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado enmiendas a las ordenanzas fiscales, que lleva a aprobación el equipo de Gobierno en el Pleno de este lunes, para mejorar la progresividad, suprimir la tasa de basuras y mejorar el trato a las personas con menos recursos.

IU propone, en primer lugar, suprimir el artículo 37.8. b.4) del proyecto de Ordenanza General de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección, para "facilitar a las personas con menos recursos" la posibilidad de fraccionar el pago de su deuda tributaria con el Ayuntamiento, "independientemente de su importe".

  

En este mismo sentido, ha propuesto modificar la ordenanza del IBI para que quien no pueda acogerse a la 'cuenta tributaria' tenga la posibilidad de seguir abonando el IBI en dos cuotas. "En el proyecto del equipo de gobierno, los contribuyentes que tengan una deuda fiscal anual con el Ayuntamiento inferior a los 200 euros no pueden acogerse a la 'cuenta tributaria, ni tampoco pueden fraccionar el pago en dos momentos", ha aseverado el Grupo.

  

Sobre la Ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles en varios aspectos, ha planteado establecer tipos de gravamen diferenciados para los bienes de naturaleza urbana que superen el valor catastral de 1.000.000 de euros, que en el caso de inmuebles de uso comercial, de oficinas e industrial se les aplicaría un 1,10 por ciento,  

  

Asimismo, se procedería de la misma manera con los bienes de carácter residencial que superen el valor catastral de 400.000 euros. "La justificación de estas medidas está en aumentar la progresividad en la política fiscal municipal", ha apuntado la coalición.

 

INCENTIVAR LAS VIVIENDAS DESOCUPADAS

  

Por otra parte, IU ha solicitado medidas para incentivar que las viviendas "permanentemente desocupadas" salgan al mercado de alquiler mediante la modificación de la ordenanza del IBI, según un comunicado emitido por la coalición y recogido por Europa Press.

  

Así, aquellas viviendas que según el censo que realice el Ayuntamiento en el primer trimestre del año 2014 se encuentren vacías y desocupadas de manera permanente, por cumplir las condiciones que se determinen reglamentariamente, "se exigirá a los sujetos pasivos de este tributo un recargo del 50 por ciento de la cuota líquida del impuesto".

  

Finalmente, ha propuesto desistir de la aplicación de la tasa de basuras, lo que supone la retirada de la ordenanza fiscal reguladora del Servicio de Recogida de Residuos, "pues la situación económica de buena parte de la población vallisoletana desaconseja la imposición de esta figura tributaria vigente desde el presente año".

Noticias relacionadas