IU Valladolid pide que se publiquen los contratos de obras de Cofely

Hay hasta tres edificios municipales implicados.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha pedido este jueves conocer qué tres edificios municipales están relacionados con la empresa Cofely, la principal implicada en la operación Púnica, así como la publicación de los contratos de obras.

 

Así lo ha trasladado en la Comisión de Hacienda, en la que ha preguntado cuáles son, en concreto, las instalaciones implicadas y si el Ayuntamiento es el firmante de alguno de esos contratos.

 

Además ha solicitado, en el apartado de ruegos, que se hagan públicos los mencionados contratos a fin de "disipar las dudas razonables" que existen por la adjudicación de obras a empresas vinculadas a tramas de corrupción.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, IU ha trasladado que el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, ha afirmado que examinará los contratos que pudieran estar relacionados con el Área mientras que la de Urbanismo, Cristina Vidal, ha asegurado que aunque no son materias de su competencia no le consta que haya ningún contrato con la citada empresa, sino que dependerían de Somacyl.

 

"IU remitirá un escrito a la concejalía de Participación Ciudadana y otro a la Fundación Municipal de Deportes para que se aclare dicha situación", ha destacado el Grupo.

 

Otra de las cuestiones tratadas en la Comisión de Hacienda ha sido la presentación de un expediente de modificación de créditos para "corregir desequilibrios económicos" que asciende a más de ocho millones y medio, con el objeto de suplementar los gastos por responsabilidad patrimonial, programas de políticas culturales, aportación corriente a Auvasa o amortización de préstamos, entre otros.

 

"Dicho punto no estaba contenido en el orden del día y el expediente ha sido entregado a la oposición diez minutos antes de comenzar la Comisión, cuando los informes de las diferentes áreas están fechados antes de la convocatoria de la misma", ha criticado IU antes de acusar al equipo de Gobierno de no querer "dar más tiempo" para su estudio.