IU Valladolid no recurrirá la decisión de la Junta Electoral aunque demuestre que "hecha la ley, hecha la trampa"

Izquierda Unida dice que la Ley pretende evitar que los cargos institucionales recurran en precampaña a lo que comúnmente se conoce como 'hacerse la foto'.

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid no recurrirá la decisión de la Junta Electoral Provincial, que no considera que se produjera infracción electoral en la visita realizada por el alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, José Valín, a las obras de la ribera del Pisuerga.

  

En un comunicado recogido por Europa Press, Izquierda Unida lamenta la interpretación realizada por la Junta Electoral, que a su juicio demuestra que "hecha la ley, hecha la trampa", pero no recurrirá la decisión.

  

Cabe recordar que el pasado 21 de abril IU pidió a la Junta Electoral Provincial que se pronunciase sobre la posible irregularidad de la visita de José Valín, Javier León y Cristina Vidal a unas obras, dado que los artículos 50.2 y 50.3 prohíben inauguraciones y exaltación de logros de las administraciones desde la convocatoria de elecciones.

  

La Junta Electoral ha optado por realizar una interpretación restrictiva de la norma al considerar que "no se trata de un acto de inauguración ni de puesta en servicio público en plazo inmediato, sino de una mera visita de obra".

  

En opinión de Izquierda Unida, el espíritu de la ley, que se reformó en 2010 para incluir esta prohibición, pretende evitar que los cargos institucionales recurran en precampaña a lo que comúnmente se conoce como "hacerse la foto", intentando asociar actuaciones realizadas con dinero público a su partido político.

  

"Sin embargo, a la vista de la interpretación de la Junta Electoral, hecha la ley, hecha la trampa; basta con evitar la foto de las tijeras cortando la cinta", han señalado las mismas fuentes.

  

IU reconoce que no se trataba estrictamente de una inauguración pero cree "lógico" pensar que para una visita de obras rutinaria "no es necesario que se convoque a los medios de comunicación, ni mucho menos se hagan declaraciones a los mismos destacando los logros de sus administraciones e incluso criticando lo realizado en otros mandatos por otros partidos".

  

"De hecho, este tipo de declaraciones también se prohíben en la Ley Electoral, pero la Junta Electoral parece no haber entrado a valorarlo", añade.