IU Valladolid hace resumen de los “descalabros” de De la Riva y pide dimisiones

Alberto Bustos, María Sánchez y Manuel Saravia, de IU Valladolid. JUAN POSTIGO

El Grupo Municipal de Izquierda Unida asegura que el pago de 21 millones por parte del Ayuntamiento para el Caso Zambrana costará 70 euros a cada ciudadano.

No ha sido el PSOE el único miembro de la oposición que ha levantado la voz ante el pago de 21 millones por parte del Ayuntamiento de Valladolid a la familia Puente, quien fuera propietaria de los terrenos de Zambrana antes de la expropiación que tuvo lugar ya hace setenta años. Izquierda Unida ha pedido la dimisión del alcalde, Javier León de la Riva, por el nombrado Caso Zambrana y ha asegurado que semejante pago “hipoteca gravemente los servicios municipales para los próximos años”.

 

Así lo han puntualizado los tres concejales de IU, Alberto Bustos, María Sánchez y Manuel Saravia en una comparecencia ‘exprés’ ante los medios, después de que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia viera la luz este martes por la tarde. “Se trata de un gasto enorme para el Ayuntamiento. Cabe preguntar quién va a hacer el esfuerzo de ese pago”, ha comenzado Sánchez, antes de facilitar cifras como que a cada vallisoletano le valdrá 70 euros de su bolsillo, o que esos 21 millones suponen el presupuesto de Acción Social de todo un año.

 

“No es un hecho aislado”, ha tomado la palabra Bustos. “Antes se escudaban en que la sentencia no era definitiva, pero ahora no hay con qué defenderse”. Fue entonces cuando el concejal hizo repaso de todos los “descalabros” del actual equipo del PP en el Consistorio. “Manipulación del PGOU, áticos de Zorrilla, la fachada de Labradores, el fiasco de Pingüinos, el Caso Samaniego, la no existencia del Plan Anticrisis, las irregularidades en la Escuela de Música... Son demasiadas cosas”.

 

“Estamos en caída libre”, comentó entonces Saravia. “Se evidencian que las prioridades del Gobierno no atienden a los temas sociales más necesarios. Se llevan a cabo obras como el ascensor de la Catedral, las luces de la Rosaleda o la pajarera del Campo Grande y hay recortes en ayudas sociales”. También se acusó de “falta de previsión de futuro” y de “muestras de dejadez y desinterés” por parte de De la Riva.

 

“En resumen, acusamos una nula gestión de responsabilidad por parte del alcalde y pedimos su dimisión por una política de tierra quemada, que deja el futuro de la ciudad seriamente comprometido”, concluyó Saravia.